Una semana interesante.

Esta semana es completa. La iniciamos con el play off que ganó Gonzalo Fernández-Castaño (GFC) en Singapur y la terminaremos con la Presidents Cup.

La noche del domingo al lunes, pero ya entrada esta semana, 00.30 hora española peninsular, pudimos ver en directo el play off que enfrentó a GFC contra un filipino con nombre de medicamento, Pagunsan. Después de un inicio de play off en el hoyo 18, un par 5 realmente complicado con una salida muy tensa, hubo una interrupción por cada golpe que dieron. Dos golpes, con dos interrupciones y pospuesto al lunes, surrealista, pero imagino que las tormentas por esa parte de Asia son impredecibles. En resumen, el lunes se reanudaría con un golpe de unos 80 metros cada uno a green. El desenlace ya lo conocéis, sexta victoria española en este año 2.011.

Personalmente, es un golfista que me despierta simpatía. Aunque no lo conozco en persona, le vi en un Madrid Master celebrado en el campo de la RSHECC hace unos años. Fue realmente simpático al saludarnos, nos dijo un par de palabras amables (creo recordar que era su cumpleaños) y se montó en su coche para irse. No hace falta más, sólo con ese pequeño gesto me ganó. Dedicar unos segundos a unos aficionados, con todos los que somos, después de un duro día de juego, tiene mi reconocimiento. Además me gusta porque es algo más que un golfista, terminó la carrera de Económicas, ha creado una empresa de marketing y golf, tiene una fundación y bastantes inquietudes, un perfil no muy común en golfistas profesionales.

Aún me alegro más de esta victoria suya, ya que ha sido lograda después de tres años sin ganar, (estaba acostumbrado a una por año en sus inicios como profesional) y con serios problemas de salud debidos a una hernia. Ha demostrado gran espíritu de lucha y superación.

Gonzalo Fernandez-Castaño nos deparará muchos más exitos

Todo lo contrario que, mi otrora ídolo, John Daly, que va de una situación vergonzosa en otra. Esta vez, fue descalificado por quedarse sin bolas en Australia. Tiró 6 bolas al agua seguidas, al más puro estilo Tin Cup, gracioso en una película, pero triste en la vida real. Podéis ver en este enlace de Youtube que facilitó Enrique Soto en Twitter, la lamentable escena. Y eso que el comportamiento del público es reprochable, pero no es excusa. Esto daría para otro post en el que hablaríamos del manido tema de “deporte de caballeros”, ya que seguro que los que jalean los fallos de Daly juegan al golf pero no parecen caballeros, ¿verdad?

La conclusión es clara, mientras GFC logra salir adelante con tesón, trabajo y ganas, Daly se hunde en su displicencia y dejadez, entrando en una espiral de autodestrucción como golfista. Una pena, porque talento, le sobra.

Y la semana termina con la Presidents Cup, torneo match play por equipos, que si ya de por sí resulta tremendamente atractivo, hay que unirle el morbo del enfrentamiento entre Tiger y Adam Scott, o ¿debería decir entre Tiger y su ex-caddie, Steve Williams? De ese morbo ya se ha escrito mucho y no quiero ser reiterativo. Además, a mi no me interesan las declaraciones incendiarias de un caddie, por importante que éste sea. No por ser de un caddie, claro, sino por ser incendiarias sin motivo ni fundamento. Por cierto, comentar que Tiger ha perdido su partido por 7&6 demostrando un alarmante bajo estado de forma.

Pero me quiero detener en el evento en sí, en la modalidad más emocionante que existe, el match play por equipos. Aquí la tensión habitual de un match play queda multiplicada exponencialmente por la responsabilidad de representar a un equipo. Así, algunos jugadores quedarán atenazados por la presión, mientras que para otros, aquellos por cuyas venas corre sangre de campeones, será causa de motivación extrema.

Si bien a un nivel ridículo comparado con el que estamos hablando, hace poco pude sentirlo en el Inter clubs de La Rioja, donde El Campo de Logroño se impuso a domicilio, en una final muy dura e igualada a Rioja Alta Golf Club, quienes habían ganado las dos últimas ediciones. Las sensaciones de jugarlo, el ambiente de camaradería del equipo, la tensión competitiva y los nervios fueron insuperables. Ningún otro torneo supera en emociones a uno por equipos bajo la modalidad de match play.

Si ya juegas por tu país, representando a un continente, debe de ser lo máximo. No ya, por supuesto mi juego mediocre, sino que ni siquiera mi imaginación da para pensarlo. ¡¡¡¡Debe de se la ost.. la leche!!!!

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ídolos, Torneos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una semana interesante.

  1. SwissHec dijo:

    Coincido en tu enhorabuena y simpatía por Gonzalo, me alegro de su victoria.

    Lo de John Daly sin palabras, da igual el publico… es un profesional que encima está jugando a base de invitaciones en muchos torneos (cobrando) y se le exige un mínimo comportamiento. Esperemos que sólo sea un borrón y que recupere su juego.

    Que bonitos torneos son los Interclubes a match play por equipos¡¡¡
    Para mi siempre es el torneo favorito del año, hay rivalidad (pero con buen rollo), juegas con buenos amigos-jugones, una modalidad poco habitual… y por supuesto si ganas es muy satisfactorio.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *