Respétalas y respétate.

Últimamente se han dado demasiados casos de sanciones a profesionales debidas a infracciones de las reglas de golf. Alguna de ellas llaman la atención en cuanto a que se trata de reglas básicas o que debieran serlo, dado que se trata de los mejores profesionales del mundo. El ejemplo más reciente lo protagonizó Rory McIlroy, que se alivió incorrectamente de una zona marcada como «terreno en reparación». Tomó la decisión de dropar sin penalidad, pero golpeó su bola pisando la línea que lo delimita, por lo que no se alivió por completo, incumpliendo la regla 25.1-b.

La única importancia es la cantidad de euros y puntos de la clasificación mundial que Rory perdió por desconocer las normas de su trabajo. Él sabrá. Lo más grave son las voces de algunos aficionados diciendo que era injusto porque no se beneficiaba o porque era una tontería. Inaudito.

Objeto imprescindible en la bolsa de un golfista.

Todos nos hemos topado con esta clase de aficionados. Veamos algunos ejemplos de frases típicas de golfistas que pululan por esos campos de Dios.

1-      «Ni he leído las reglas ni me las leeré»

Creen que el golf solo consiste en golpear una bola. Muchos dicen que a ellos les gusta jugar, que eso de leerse un tocho para practicar un deporte no va con ellos. Del libro de decisiones ni hablamos, claro. Perfecto; es su opción, pero que recuerden sumar a su tarjeta los golpes ganados por infringir las reglas. Se escudan en la complejidad de las mismas. Efectivamente, las reglas de nuestro deporte son arduas  y supone un esfuerzo intentar comprenderlas. Pero también es difícil hacer un globo desde una cuesta abajo con un rough alto y un búnker delante de una bandera corta y persisten en intentarlo una y otra vez sin importar que su hándicap les recomiende ir a centro de green. No estaría de más aplicar esa osadía en lograr el reto de aprender algo de las reglas.  A su favor diremos que no suelen enfadarse cuando se les comunica su penalidad.

2-      «Me dijo Antonio que eso es penalidad»

Se saben las reglas de oído. Amigo mío, que tu cuñado te haya dicho que solo puedes atender la bandera si la bola está dentro del green, eso no quiere decir que sea cierto. Tu cuñado será una bellísima persona pero no deberías creerle a pies juntillas sus aseveraciones sobre reglas. Reconozco que me ha pasado alguna vez, creer a alguien y no comprobarlo en el libro de reglas. Ya no me ocurre.

3-      «Esa regla no es importante»

Analicemos esta frase: Te designas como jurado supremo para decidir cuáles son las reglas importantes. Lo de la humildad en el golf es un mito y está sobrevalorada. Mereces una silla en el Royal & Ancient de St. Andrews. Contigo el golf mejorará hasta la perfección. ¡Gracias, oh, poderoso ser!

4-      «¿No me penalizarás por esa tontería?»

Por supuesto que no lo haré, lo harás tú. Es uno de los males de nuestro deporte, no comprender que la grandeza del golf viene por la caballerosidad y el honor. Activos en desuso, fruto de la ausencia de valores en nuestra sociedad  que se refleja en el golf, como no puede ser de otra manera.

Decisiones: Inquietante entelequia.

En mi caso reconozco que me gusta leer el reglamento de vez en cuando para intentar conocerlo cada vez más, aunque disto mucho de ser un experto.  Me conformo con aprender poco a poco e intentar que el resultado que entrego en los torneos sea lo más fiel posible al espíritu de nuestro deporte. Algo que también aplico a la pachanga de amigos, en la que el único premio es una cerveza.

Todos podemos tener lagunas en la comprensión de las farragosas normas, y es comprensible. Ahora bien, tenemos que tener claro que ese desconocimiento puede llevar implícito una penalidad. Lo único inaceptable son las personas que se enfadan si se les indican que se tienen que penalizar ellos mismos  por incumplir una norma. Esa soberbia hace que los demás no quieran meterse en líos y acaban partiendo con ventaja en todas las competiciones. Afortunadamente son los menos y ojalá desapareciesen del golf para siempre. Ya que cada vez jugamos menos (véase la disminución en las licencias), al menos seamos honestos. Algo realmente fácil si el golf te apasiona y lo amas.

 

Respétalo y respétate a ti mismo.

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Torneos, Valores. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Respétalas y respétate.

  1. Luis dijo:

    Hace poco un colega me juro y perjuro que había una regla que prohibía estar en el bunker a la vez a dos jugadores. Habría que escribir un libro con todas las “reglas” que se inventa el personal jaja….yo siempre llevo encima una guía de reglas muy gráfica y de rápida consulta, la venden en muchos clubs y os la recomiendo se llama, “reglas de golf lo esencial”, se puede comprar por internet hwww.golfbasics.es.

    PD: Aunque sea off-topic mi mas sincera enhorabuena por el IRONMAN de golf…genial idea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *