President´s Cup y Seve Trophy.

Andaba yo inmerso en mis dudas sobre qué escribir esta semana cuando recordé que se habían disputado dos torneos, sobre el papel, importantes. Pues ya está, decidido, ya tengo tema.

Y hete aquí que me pongo manos a la obra, frente al ordenador, contento por haber logrado la parte más difícil de escribir los artículos, la idea de sobre qué publicar. Pero me surge un pequeño problema… ¡Apenas los había visto! Ni tan siquiera leí algunos artículos sueltos de mi página favorita de golf, Crónica Golf.

Me pregunto por qué no han despertado interés estos torneos que en teoría me debieran apasionar. La modalidad es mi preferida y, al menos en la President´s Cup, el elenco de participantes es muy atractivo. Una causa importante fue la celebración del X aniversario de mi club, El Campo de Logroño, sobre  lo que escribiré la semana que viene. Pero si llega a ser una Ryder, estoy seguro que hubiese sacado tiempo para disfrutar los máximos momentos posibles.

Quiero exponer por qué no me atraen demasiado estos eventos, aunque espero ser parte de una minoría y que la mayoría de los lectores lo hayan visto.

The President´s Cup

Con respecto a la President´s Cup, el hecho de no pertenecer geográficamente a ningún bando no ayuda. Soy consciente de que muchos prefieren la derrota yanqui, pero no es mi caso. No me caen mal ni deseo su derrota… es más, prefiero que ganen. Hay más jugadores que me resultan simpáticos en el equipo norteamericano que en el de los internacionales. Golfistas como Mickelson, Snedeker, Dufner o Kuchar me resultan más agradables que sus rivales, con las excepciones de Els y Cabrera. Si nos centramos en los capitanes, no hay color: Couples gana por goleada a Price.

Es cierto que el plantel era de los mejores posibles, sin apenas bajas en cada equipo. Esto garantiza el espectáculo y la atención mediática. En este sentido, lección de los americanos a los europeos. Las espantadas del Seve Trophy me sonrojan.  Seguramente es debido a que ellos son un país y nosotros no sabemos ni lo que somos. En Estados Unidos saben vender mejor su producto, no cabe duda.

Las continuas interrupciones por lluvias y mal tiempo tampoco ayudaron a seguir el torneo.

No obstante, la suma de factores desfavorables no debería superar a los favorables: un match play por equipos con grandes estrellas ha de ser suficiente para llamar mi atención. Esta vez no lo fue. Quizás al encontrarnos al final de una temporada saturada de torneos, tras haber visto todos los grandes y varios campeonatos importantes, pesa más que el indudable atractivo de la retransmisión. Sinceramente desconozco las causas, pero no ha logrado apasionarme.

Seve Trophy

Con el otro torneo me ha sucedido algo similar, aunque más comprensible: acontecimiento de menor empaque, con grandes ausencias. En el otro lado de la balanza está el hecho de pertenecer a la Europa continental y de ser un homenaje a nuestro mejor golfista, Seve, pero todo eso no ha resultado suficiente para decantarme hacia ese lado.

He leído mil críticas a los primeros espadas europeos por su ausencia: Poulter, Rose, McIlroy, Donald, Westwood, Stenson, García y Kaymer. Dejando al margen a McDowell por su boda, estoy de acuerdo con reprobar su comportamiento. No censuro el hecho en sí de no asistir, son profesionales y tienen derecho a decidir, mas no resulta coherente su conducta tras verles adorar, invocar y emocionarse con Seve en la Ryder.  Todo resultó ser un paripé. Ni siquiera la figura de su capitán, Olazábal, que les llevó a una victoria épica tras una remontada mágica, ha logrado aglutinarles en torno al campeonato que creó Seve. Tal vez la presencia de las figuras hubiera despertado mi interés por el torneo, no lo sé.

Como consumidor de golf televisado, ningún trofeo de los dos ha logrado captar mi atención. Probablemente mi caso no es significativo, no hay problema.  Evidentemente no es comparable, pero  tengo claro que estoy deseando que llegue el Open, el Masters o la Ryder.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Torneos, Valores. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a President´s Cup y Seve Trophy.

  1. Pingback: Temporadas encadenadas y torneos enlatados | Golf76.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *