Pequeños momentos de gloria

El triunfo de la selección española en el mundial de balonmano disputado en nuestro país ha hecho aflorar voces a favor del fomento de ese deporte y lamentándose de que sea una disciplina minoritaria y maltratada por las televisiones, algo que me resulta familiar. Siendo objetivos, este comentario se puede extrapolar a todos los deportes que no sean el fútbol. O casi. No es una crítica hacia el fútbol, ya que es lo que la mayoría quiere, hecho irrefutable.

El maltrato de las televisiones hacia el baloncesto, por poner un ejemplo de otra especialidad deportiva con muchos seguidores y no tan minoritaria, es escandaloso.

Me gustan casi todos los deportes e intento verlos por televisión en mayor o menor medida. En concreto, el balonmano tiene bastante tirón en La Rioja, ya que se trata del único deporte de élite, junto con los de frontón, que podemos ver en directo por esta tierra, una vez defenestrado nuestro querido Club Deportivo Logroñes.

Fabuloso triunfo de España

He ido algunas veces al Pabellón de los Deportes de Logroño para ver al Naturhouse La Rioja de balonmano, pero no soy un apasionado. Incluso con viento a favor debido al Campeonato del Mundo, el balonmano no va a lograr despegar como deporte popular… ¿qué nos hace pensar que lo va a hacer el golf?

El hecho de que Sergio García ganase algún grande y fuese número 1 del mundo ayudaría considerablemente, pero no creo que supusiese el espaldarazo definitivo al golf en España. En cierto modo es probable que animase a que más niños se apuntasen a nuestro deporte, pero pienso que no sería nada demasiado importante y los resultados se verían a muy largo plazo.

¿Nos solucionaría la papeleta un Rory español? No creo.

Porque una cosa es ver los mundiales de balonmano, y otra muy distinta es ver un partido entre  Fertiberia Puerto Sagunto y  V. Aranda Autocares Bayo de la liga ASOBAL, dicho sea con todos mis respetos. Es algo normal y comprensible. Yo mismo, un apasionado del golf, intento no perderme los grandes, Ryder, torneos con una participación importante como The Players, pero ser un atento espectador del Reno Tahoe Open es harina de otro costal.

No podemos pretender que la televisión dé cobertura a los deportes minoritarios, porque no dan dinero. No hay empresas que patrocinen retransmisiones televisivas de poca audiencia. Primero el deporte en cuestión ha de captar adeptos, no sé muy bien como, y después irá la televisión. Es la pescadilla que se muerde la cola´: no juega mucha gente al golf, no se transmite por ello en abierto, por lo que no tiene repercusión y no anima a la gente a probar.

Es cuestión de tradición. Soy el primero en querer que nuestro juego tenga la popularidad que tiene en el Reino Unido, pero eso a corto plazo resulta imposible. Estoy seguro que los practicantes de cricket españoles (si los hay) están deseando que sea como en la India, pero no parece muy probable.

La variable que manda en esta ecuación es el tiempo, apoyado de acciones promocionales y éxitos de las estrellas españolas. No parece que el actual formato de federaciones dé sus frutos, así que quizás haya que plantearse el modelo actual. Es un terreno pantanoso que de momento no oso tratar porque tampoco tengo la solución.

Por todo ello, me temo que debemos disfrutar de lo que tenemos: un deporte maravilloso que será minoritario durante mucho tiempo, por no decir siempre. Ayudemos a que crezca de forma ordenada y constante, aunque sea en pequeños incrementos porcentuales… y que nuestros golfistas españoles nos den muchas alegrías.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pequeños momentos de gloria

  1. María Amado (@Amadosama) dijo:

    ¡VAYA!..si qué hilas fino tú..¿NO?.
    Saludín y gracias

  2. Enrique Soto dijo:

    Amén Javi. Me ha encantado lo de “ser un atento espectador del Reno Tahoe Open es harina de otro costal”. Te he imaginado diciéndolo y todo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *