Miles de árbitros

Leer hace quince días un artículo del gran blog llamado Mi blog de golf me ha hecho reflexionar sobre la posibilidad actual de que cualquier espectador “arbitre”  un torneo de golf. Ya se han dado varios casos en los que un telespectador denuncia que ha visto un hecho irregular en algún golpe o dropaje llevado a cabo por un golfista profesional. Esto se ha traducido en la consiguiente sanción una vez estudiados los hechos.

He leído alguna opinión más al respecto, no recuerdo dónde ni de quién, y muchas posicionándose en contra de ello. Los argumentos esgrimidos son varios. Uno de ellos se basa en que no es justo que una persona desde su sillón y con una cerveza en la mano pueda influir en el resultado de unos deportistas que se están esforzando en el campo de golf. Me parece un razonamiento muy pobre: si el televidente lleva razón y corrige una injusticia no parece una reflexión acertada.

Una premisa más acertada para defender esta postura contraria al juez televisivo es que no todos los partidos tienen la misma cobertura televisiva. Por lo tanto no parece justo que los más expuestos a las cámaras tengan más probabilidad de ser sancionados en caso de infracción. Pero también es cierto que esos partidos son los más seguidos por los árbitros in situ, por lo que esa explicación tampoco me convence. Además es lógico, ya que se están jugando la victoria y por ende los mayores premios… una irregularidad tendría mayores consecuencias.

Brian Davis no necesitó de nadie para autosancionarse

Así que me posiciono con Moisés Vivancos, autor del blog anteriormente mencionado: estoy a favor del telearbitraje. Tal vez no sea el mejor camino, pero es obvio que todo lo que redunde en una mayor ecuanimidad a la hora de competir es positivo.

¿Es preferible dejar un incumplimiento de las reglas sin castigo o permitir que un señor de Parla influya de forma acertada en el resultado de un torneo celebrado en Wisconsin? Esta exageración ficticia podría darse (siempre que el mencionado parleño sepa hablar inglés con cierta fluidez, claro) y no encuentro ningún motivo para echar atrás esta posibilidad.

Al igual que defiendo el uso de la tecnología en el fútbol para mejorar la justicia de un resultado, dejando aparte las pamplinas de que la polémica es parte del balompié, el caso de la televisión en el golf tiene ciertas semejanzas.

Me gustaría conocer la opinión de los lectores que tanto enriquecen los artículos con sus comentarios. Tal vez esté equivocado y exista una razón de peso para evitar que alguien pueda influir en un torneo profesional de golf desde su casa. ¿Me dais vuestra opinión?

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Torneos, Valores. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Miles de árbitros

  1. Pepe Crespo dijo:

    Tema interesante, como siempre, Javi. Ahí va mi opinión.

    Yo estoy de acuerdo en que los espectadores puedan poner en conocimiento del Comité o de los Árbitros situaciones relativas al juego. El espíritu del golf es necesario e imprescindible mantenerlo durante el juego, así como la equidad. Los espectadores no hacen más que preservar ese espíritu y esa equidad ante “desconocedores” de las reglas o ante “olvidadizos” de las mismas.

    Ante el caso expuesto, creo que el caddie cuando se para en cualquier sitio no pega “bailecitos” con los pies sino que los tiene quietos -salvo que tenga un tic o sufra de waggle en los mismos, si es así todo lo demás sobra- Así que si los mueve con intención solo nos quedan dos opciones: que desconozca que eso está prohibido en las reglas o bien que conociéndolo lo haga intencionadamente con el fin de obtener una ventaja. En ambos casos y dado que al parecer ni jugador ni caddie se responsabilizan de la acción, es bueno que cualquiera lo ponga en conocimiento del Comité, para que si no es correcto, les recuerden la responsabilidad de conocer las reglas, o bien, caso de que las conozcan, les recuerden que se les ha “olvidado” anotarse los golpes de penalidad correspondientes.

    Son obras de misericordia tanto enseñar al que no sabe como corregir al que yerra. Y en uno u otro caso es lo que hace el Comité, aunque sea por indicación de un espectador.

    Abrazo a todos :)

  2. Iñaki Bel dijo:

    “Siempre he intentado hacer ver a los socios de mi club y a mis alumnos que las Reglas del Golf están hechas para protegernos, no para ganar gracias a ellas” Harvey Penick, El pequeño libro verde del golf.
    Creo que es una manera hermosa de mirar las Reglas del Golf. Y si dicha protección me la ofrecen por televisión, desde cualquier lugar del mundo, estaría encantado.
    Buen post.
    Abrazos.

  3. Miguel Ángel dijo:

    Querida Pati, cuando yo veo un penalti o una mano de Ramos es porque ha existido, jajaja.
    En este tema siempre que argumento algo a favor, enseguida me viene a la cabeza otro en contra, así que creo que nunca tendré una opinión clara al respecto. Si un jugador es muy seguido en televisión tiene más posibilidades de ser “pillado”, pero a la vez también tendrá más posibilidades de que el público pare una bola que si fuese mía estaría perdida, fuera de límites o cualquier otra cosa.
    En cualquier caso habría que estudiar cuántos casos de estos se producen al año para ver si existe el problema o son casos muy aislados. Estoy más en la segunda opción debido a la honestidad de los jugadores y a la presencia de árbitros en casi todos los partidos.
    Mucho más interesante me parecería en los casos de penaltis no pitados a Sergio Ramos pero a Pati seguro que esto no le gustaría. Opiniones!!!!!!

    • Manolo P dijo:

      Las Reglas de Golf están para aplicarlas: antes, durante y después de la competición, como en ellas mismas se establece; si unos hechos son merecedores de sanción, hay que aplicarla con independencia de cual sea la fuente de su conocimiento, presencia física o TV.

      En cuanto a lo del futbol es curioso que algunos se ceben en el posible penalty de Ramos (omitiendo que parece que antes toca balón) y omitan el anterior posible penalty a Ozil (en el que se ve que el defensa no toca balón), al igual que en Manchester se cebaron en lo riguroso (que no disparatado) de la expulsión de Nany? y pasaban por alto la que tenía que haberse producido de Rafael… hay quienes sólo quieren ver lo que les interesa.

      En cualquier caso enhorabuena como siempre a Filazos por el debate. Que no decaiga!

  4. Miguel del Castillo dijo:

    Yo soy partidario de que sean los jugadores y los árbitros los únicos que decidan en los torneos. Si se detecta una trampa flagrante, cosa que nunca he visto en un torneo profesional, que se sancione al jugador con suspensiones y rascándole el bolsillo. Que el señor de Parla esté tranquilo y se comporte correctamente en sus torneos amateur, cosa que no siempre pasa…
    Muy interesante como siempre, abrazos.

  5. David dijo:

    Los jugadores de golf son los deportistas más honestos que conozco. Se auto penalizan causándoles pérdidas económicas de gran importancia e incluso privándoles de la victoria en los torneos en cuestión.
    Dejemos que los espectadores disfruten el golf frente a sus TV ya que los jugadores, árbitros y caddies se bastan y sobran para aplicar las reglas garantizando una competición justa y limpia.

    • Miguel dijo:

      David,

      100% de acuerdo, es más, me encantaría la misma honestidad en los circuitos y jugadores Amateurs, que desgraciadamente, muchos carecen de ello.

      Buen post Sr. Romero.

      Un abrazo.

  6. Gracias por las menciones, Javier!!! :-) Como país “futbolero” que somos, las inevitables comparaciones con ese deporte solo hacen que reafirmarme en mi opinión. La larga tradición de “juego de honor” que tiene el golf me impide pensar en sus jugadores intentando engañar al árbitro con constantes “tretas”, como en el fútbol. Sería algo muy triste de ver. Recordemos que las reglas de golf permiten a los espectadores ayudar al jugador en diversas situaciones para evitarle penalidades; qué menos que devolver ese “favor” aceptando la propia responsabilidad en las posibles infracciones en que se pueda incurrir. La solución, como se ha hablado muchas veces, es sencilla y pasa por estudiar las reglas del juego.
    Un saludo!!!

  7. @hernandeztejada dijo:

    Me parece que, como en cualquier deporte, únicamente los árbitros y los deportistas partícipes deberían ser los únicos jueces. No me imagino que un partido de tenis entre Federer y Djokovic le dieran la oportunidad al señor de Parla de llamar por teléfono para decirle al juez de silla que Djokovic había pisado la línea al sacar y que era media y no saque directo. Ni tampoco me imagino a Miguelón llamando por teléfono porque en un Barça Madrid ha visto una mano de Ramos que nadie ha visto. Y así podriamos poner mil casos. Me parece perfecto que se usen todos los medios para una mayor justicia en el deporte, en este caso la televisión, pero que cualquiera esté en disposición de denunciar no me parece adecuado. Para eso están los árbitros y en el caso del golf los jugadores que deben ser sus propios jueces. Para ellos deben estar a disposición todos los medios posibles para no equivocarse y ser justos. Pero la justicia o injusticia debería quedar dentro del deporte, en este caso en el campo de golf, y no fuera de límites.
    Abrazo!

  8. @carpalomo dijo:

    Hace poco en un partido del Athletic de Bilbao, Aduriz tocó el balón con la mano en su área y el árbitro no se dio ni cuenta. Minutos después, el propio jugador se lo reconoció al árbitro y a éste se le quedó cara de “eeeh…pues ya no puedo hacer nada”. Se da así una situación injusta que en golf sí se puede evitar así que todo lo que ayude a una mayor justicia, bienvenido sea. Otra cosa es que tengamos dos mil millones de reglas y que sólo un políglota señor de Parla sea capaz de ver que ese dropaje en una madriguera en pleno charco de una obstrucción inamovible se ha hecho mal.
    Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *