La espina de la varilla

Esta semana quiero presentaros a David Valls, profesional y profesor de golf en El Campo de Logroño. Hace tiempo  hablé con él sobre el tema de la espina de la varilla porque me resultaba muy interesante. Le solicité que escribiera en el blog sobre ello y aceptó amablemente.

A continuación podéis leer una pequeña semblanza de David y su artículo sobre las varillas.

Bio David Valls Marco

Nací en Barcelona en el año 1973.  A la edad de 3 años, me fui a vivir a Pamplona y fue a los 7 años cuando tuve mi primer contacto con el golf en el Club de Golf Ulzama.  Inicialmente la pasión no fue muy grande por éste deporte, simplemente me limitaba a ir a la escuela infantil a tirar bolas contra una red en una bajera en el centro de Pamplona.  Algún fin de semana jugaba con mi padre, y en verano jugaba los campeonatos que había en el Club.

El veneno del golf entró fuerte un verano que fui a Irlanda a la edad de 13 años cuando ya tenía hándicap 28.  Ese verano jugué todos los días y a la vuelta ya empecé a tomarme en serio los entrenamientos y a jugar todos los fines de semana.
Con 14 años decidí que el golf iba a ser mi vida y recibí de mi profesor uno de los mejores consejos que me han dado cuando le dije que quería hacerme profesional: “de ti depende y ahí  tienes la alfombra”.  Me lo tomé en serio y empecé a tirar bolas todos los días, entre semana contra la red de Pamplona y los fines de semana en el Club.

Al terminar C.O.U. y con hándicap 5 me fui a Barcelona y conocí al que a la larga ha terminado siendo el último profesor que he tenido y al que no cambiaría por nada del mundo: Plácido Sierra.  Con él aprendí un sistema de swing y de juego que para mí en ese momento era totalmente novedoso.  De su mano, en el año 94 me hice profesional y comencé mi etapa como jugador.  Al mismo tiempo continué con mi preparación técnica estando con profesores de alto renombre como John Jacobs, David Leadbetter, Tommy Horton y Chuck Cook entre otros.

Como jugador, he competido especialmente a nivel nacional aunque jugué el primer año como profesional un mini tour en Francia consiguiendo  un segundo, un tercer y un quinto puesto y también he jugado 2 veces la previa del Open Británico quedándome a un golpe de pasar a  la segunda previa y un mini tour en Estados Unidos, que cómo anécdota se vio interrumpido por el paso de un huracán.
El año 2000 fue mi mejor año, aunque empecé a tener ciertos problemas con la espalda y la paciencia empezó a flojear y decidí combinar la competición y la enseñanza dándome cuenta que enseñar me resultaba tan bonito como jugar lo que me empujó a abandonar prácticamente la competición dedicándome casi exclusivamente a ésta nueva faceta.

Estuve dos años de maestro en Cáceres y en el año 2003 casualidades de la vida me trajeron a Logroño soltero y sin compromiso aunque al poco tiempo conocí a la que es hoy en día mi mujer. Tras un octavo puesto en la primera edición del Campeonato de España de profesionales de Club, me hice con la victoria en la segunda edición en el año 2005.

En la actualidad sigo impartiendo clases y reparando palos en el Campo de Logroño.
Mi  nuevo reto será conseguir que a mi hija Clara y a la que viene en camino les guste algo en la vida que les llene tanto como a mí me llena el golf.

La espina de la varilla

Cuando vemos una varilla parece que casi por obligación debería ser recta, redonda en su sección horizontal y totalmente uniforme, pero la realidad es que debido al proceso de fabricación cada varilla tiene unas propiedades de flexion que la hace única.

En cuanto a flexion, torsión, peso y punto de flexion, dos varillas idénticas de un mismo fabricante deberían ser iguales, pero la posición de la espina es lo que las hace únicas. En el proceso de fabricación de una varilla siempre hay un punto de unión, ya que las varillas se fabrican con placas planas a las que se les da forma redonda pegando los dos bordes. Esta unión, que denominamos espina, queda oculta al pintar la varilla. Cuando luego los palos son montados normalmente se toma siempre el logotipo que lleva pintado la varilla para alinearlo con la cabeza, pero ese logotipo ha sido pintado sin tener en cuenta la espina.

Cuando la varilla se flexiona la espina hace que esta trabaje de forma diferente en función de su posición. Si conseguimos localizar la espina y colocarla en una posición determinada e hiciésemos esto con la espina de todos los palos de la bolsa conseguiríamos que la manera en que el palo va a reaccionar cuando la varilla se doble durante el swing sea siempre la misma. De esta forma la dispersión de impactos con la bola en la cara del palo se reduciría notablemente. La sensación que vamos a tener es que el palo funciona mejor muchas más veces.

La posición de la espina afecta directamente además a la sensación que tenemos en las manos y esta es casi la única fuente de datos que recibe un jugador cuando golpea la bola. Seguramente casi todos los jugadores de golf tienen un palo con el que les parece que le pegan mejor o que simplemente funciona mejor que el resto. Muy probablemente esto tiene que ver con que la espina de ese palo está mejor colocada de forma casual.

La mayoría de los jugadores del tour lleva las espinas de sus palos colocadas en la posición idónea. Y ¿cuál es esa posición idónea en que deberíamos colocar la espina de un palo? Muy sencillo: lo primero sería localizar la espina haciendo flexionar la varilla contra dos rodamientos y dejando que ella se coloque “comoda”. Una vez que tenemos localizada la espina deberíamos montar la varilla con la espina orientada hacia el objetivo. De esa manera el palo no va a querer girar por sí solo hacia ningún lado durante el movimiento y conseguiremos que trabaje de la misma manera en cada golpe.

Cualquier palo puede ser alineado, ya que solo con desmontar varilla y grip, localizar la espina y volver a montar tendríamos el palo con la espina alineada.

Como podréis ver en el vídeo, cuando pones la varilla en los rodamientos y la haces flexionar prácticamente “salta” hacia esa posición en la que ella se encuentra cómoda y siempre va a parar al mismo sitio. Yo os recomendaría que probaseis por lo menos con un palo para sentir esa sensación de que el palo funciona a la perfección.
Espero que os sirva para dar buenos golpes.

Esta entrada fue publicada en Amigos. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a La espina de la varilla

  1. Aito66 dijo:

    Coincido en que se trata de un artículo muy interesante. Lo cierto es que cuanta más información tengo, más apasionante me parece.
    Una pregunta, entiendo por el artículo que hablas de varillas metálicas, pero y las de grafito? ¿cómo les afecta este tema, si lo hace? Entiendo que muchas varillas de híbridos, maderas y driver no son metálicas, o si?
    Un saludo y gracias.

    • David Valls dijo:

      Hola Aito66 decirte que la espina de la varilla afecta igual a las varillas de acero y a las de grafito. De hecho en las maderas se nota mas que en los hierros ya que la longitud de la varilla hace que flexionen mas. Un saludo

  2. Miguel Angel Aguirre dijo:

    Por fin sé porqué me van una para cada lado!!!!!! Ahora en serio, me parecen muy interesante estos temas técnicos tan desconocidos por los amateurs, excepción hecha con un canarión que toca en una banda de música, claro!!!
    Lo que parece más raro es que no haya consenso en la posición correcta de la espina, si dirección al objetivo o en contra.
    Me gustaría hacerle una pregunta a David. Si tuviésemos unos palos a medida, con las características idóneas y con todos los parámetros en su lugar adecuado, un amateur cuanto podría mejorar sus resultados?

    • David Valls dijo:

      Hola Miguel Angel es difícil de cuantificar la mejora ya que depende mucho de lo alejado de las medidas standard que este ese amateur. Por ejemplo un jugador de dos metros de altura mejoraría mucho mas que uno de metro noventa, que esta mas cerca de necesitar palos standard. Evidentemente la espina de la varilla es un parámetro a mejorar que tiene una repercusión menor que la flexibilidad de la varilla por ejemplo. Lo que es seguro es que cualquiera que juegue a golf y ajuste su equipo mas de lo que lo tiene mejorara sus sensaciones y su confianza y sus golpes mejoraran y eso se traduce en mejores resultados

  3. Alvaro Collado dijo:

    Muy interesante David, muchas gracias,

    y estando de acuerdo con todos, parece mentira que las marcas premium no tengan en cuenta estas cosas, con lo que se pagan por sus palos, sólo me queda decir, que es increible que haya gente que juegue bien a esto, con la cantidad de variables y detalles que se escapan a nuestro conocimiento pero influyen a la hora de darle con un palo a una pelota.

    El día que le damos bien a la bola, somos nosotros? O ese día la pelota que usamos está compensada (da para otro post) y entonces esos puts que nunca entran ese día si lo hacen, o la espina de la varilla no ha hecho de las suyas como de costumbre… o al contrario, ya tenemos una excusa para el día que no hemos dado ninguna?

    Creo que estas cosas son parte de lo que hace que nos enganchemos tanto.

    Enhorabuena, y yo a seguir practicando, porque creo que me quedan 50.000 bolas por dar para poder echarle la culpa a la espina de la varilla.

  4. Suso Fontaíñas dijo:

    Muy interesante el tema de la varilla y la espina, y también sorprendente lo que comenta Alvaro acerca de que ni las marcas punteras venden sus palos con la espina de la varilla orientada en la posición correcta. Creo que no sería muy costoso, sobre todo con las varillas de acero, ya que estas no suelen tener una pegatina de la marca que requiera una orientación determinada.
    Intentaremos que, cuando toque el próximo cambio de grips, mandarlos a un buen club maker a que de paso, los alineen correctamente.

    Un saludo

    • Alvaro de Prado dijo:

      Suso:
      Yo no afirmo que las marcas no lo hagan, pues lo desconozco. Me pregunto si es necesario hacerlo, también en los palos de las marcas punteras. Si así fuese, no me parecería bien, claro.
      ¡Un saludo!

      • Suso Fontaiñas dijo:

        Efectivamente, no lo afirmas. Perdón por mi confusión. Me gustaría editarlo, pero no puedo. En todo caso, lo que quiero decir es exactamente lo que comentas en tu réplica.
        Un saludo

        • David Valls dijo:

          Yo os comentaría que en lo que yo conozco no hay ninguna marca mayoritaria que venda sus palos con la espina alineada. Un saludo

      • David Valls dijo:

        Hola Álvaro cuando comentas si es necesario hacerlo con los palos de marcas punteras te diría que necesario es una palabra un poco drástica desde mi punto de vista pero si que es cierto que alinear la espina supone una mejora cuantificable en cuanto al rendimiento del palo. Un saludo

  5. del pozo dijo:

    Enhorabuena David y muchas gracias por ilustrarnos

  6. Alvaro de Prado dijo:

    Artículo muy interesante y muy claro… pero me da que pensar.
    Disculpad mi ignorancia, pero ¿alguien puede aclararme si es necesario hacer eso con todos los palos que compramos? ¿De verdad las marcas más prestigiosas no nos proporcionan los palos con la espina colocada en su posición correcta? Eso podría esperarse de los palos de las grandes superficies o de los de marca propia de cadenas multideporte como Decathlon, pero me resulta difícil de creer que con los precios que pagamos esas marcas que todos tenemos en mente no sometan los palos a ese proceso. Supongo que cuando uno va a hacerse un fitting de paso le hacen el “shaft puring” ¿no?
    ¿O es que ese “puring” no es necesario en absoluto y queda reservado únicamente a profesionales y aficionados tiquismiquis, exigentes y exquisitos?
    No puede ser muy difícil que en el proceso de fabricación los ingenieros introduzcan la maquinaria precisa en el momento oportuno de la cadena de montaje… Requerirá, por supuesto, inversión en estudios, tiempo y dinero, pero, una vez sistematizado y lanzado todo, esa mejora sería para cualquier marca no ya un valor añadido de sus productos, sino toda una ventaja sumamente significativa sobre sus competidores. Eso sí que sería I+D.
    Haciendo una comparación un poco torpe y exagerada es como si me vendiesen un coche con la dirección sin equilibrar y alinear (que me dijesen que no es necesario, porque no soy ni F. Alonso ni S. Vettel)… y tuviese que ir directamente al taller especializado para que le hiciesen esas dos mejoras.
    Por cierto, a modo de anécdota, hace un tiempo leí en alguna web que a Tiger le dieron varios conjuntos de varillas, unas con la espina alineada y otras no, sin decirle a él cuáles eran… y simplemente dando golpes identificó con un acierto del 100% las varillas que habían sido sometidas a alineamiento de la espina.
    Disculpad mi ignorancia y atrevimiento otra vez.
    Un saludo.

    • jeromegatupera dijo:

      Suscribo íntegramente tu comentario Álvaro. Parece increíble que no se vendan los palos de primer nivel nuevos optimizados, y que haya que hacerlo aparte, volviendo a tener que cambiar el grip una vez realizado el “shaft puring”. Es incomprensible.

    • David Valls dijo:

      Hola Álvaro, aunque parezca increíble la espina de las varillas de los palos de las principales marcas no están alineadas. Prima la estética por encima de la eficacia del palo. De hecho hoy en día la tendencia de las maderas actuales es llevar varillas con posiciones de hosel cambiables con lo que la espina de la varilla cambia en función de la posición de la varilla con respecto a la cabeza y es en las maderas donde mas se nota la diferencia ya que son los palos que producen mas desviaciones laterales. Te aseguro que he desmontado y alineado varillas de varias marcas importantes y todavía no he encontrado una que este perfectamente alineada.
      Un saludo

  7. Golfmakers dijo:

    Buena y entendible explicación. El alineamiento en espina tiene tambien, incidencia en la precisión en el impacto, ya que ayuda, como muy bien indica el artículo, a evitar ciertas oscilaciones en el trayecto de la varilla hacia la bola, que nos afectarían a la tasa de smash factor y que nos disminuiría sensiblemente la velocidad de la bola, lo que equivaldría a perder distancia. Gracias David, por esta nteresante aportación sobre un tema tan poco conocido por los golfistas amateurs.
    Mis felicitaciones por este interesante blog.

    • @gcarrerascanela dijo:

      GOLMAKERS y creo que tu serias el adecuado, para explicar a demás de todo esto lo de la frequencia de las varillas, factor también muy importante en un juego de palos, gracias :)

      • manuel perez dijo:

        yo he leido en estos dia sobre todas la varillas y los diferentes fabricantes y he tomado nota de todo y hago muchas preguntas porque quiero saber mucho mas sobre las varillas pero hasta ahora me estoy enterando de la espina de la varilla y su colocacion,aqui en colombia hay varios que se creen especialistas en colocar una varilla y son tan malos que le colocan la de un hibrido a un driver y no se puede confiar en esa clase de personas te pregunto que es tip diameter,tip length y bull flight,y kick point y en que parte de la varilla van colocados y que funcion hacen cada uno de ellos gracias por su excelente comentario

        • David Valls dijo:

          Hola Manuel, el tip diameter es el grosor del diámetro de la punta inferior de la varilla ( tip) que es la parte que se pega al hosel del palo. Los mas comunes son 0.335″ que habitualmente va en las maderas, 0.350 que es mas común en los híbridos y 0.370 y 0.355 cónica para los hierros. El tip length es la parte paralela del tip que es la que se corta para darle la rigidez adecuada al palo al que va a pegarse. Ball flight es el tipo de trayectoria que produce la varilla y el kick point es el lugar de máxima flexión de la varilla. Un kick point alto produce una trayectoria mas baja en la bola además de mayor sensación de rigidez en la varilla y a la inversa el bajo. Espero haber despejado alguna de tus dudas. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *