‘La biblia del juego corto’, de Dave Pelz

La biblia del juego corto, de Dave Pelz

Uno de los libros más interesantes y completos sobre técnica golfística que conozco es ‘La Biblia del juego corto’, de Dave Pelz (‘Dave Pelz’s Short Game Bible’). Frustrado por su falta de talento como jugador, Pelz decidió aplicar el método científico y sus conocimientos de física (disciplina por la que se licenció en la universidad de Indiana y que le sirvió para trabajar en la NASA durante 15 años) al estudio de este deporte, y se embarcó en una operación de análisis exhaustivo de los golpes de golf: con la colaboración de caddies, jugadores profesionales y aficionados dedicó más de 3 años a recoger datos de miles de partidos (distancia de los golpes, dónde aterrizaba cada bola, dispersión del golpe, etc.) y llegó a la conclusión de que más del 60% de los golpes son parte de lo que se conoce como “juego corto”: golpes efectuados a 100 m o menos de distancia al hoyo.

El comienzo del libro es antológico y en él se describe la esencia del golf, el juego de la perfección imposible. Seguro que muchos jugadores, tanto profesionales como amateur entienden perfectamente y se identifican con está situación:

One of the reasons I love the game of golf is that it never takes prisoners. It is out there, the same for all of us, never claiming to be fair, or easy, or difficult. It simply says, “Here I am. Let’s see what score you can shoot today.”

And every today is different. The tees are set differently, as are the pins. The greens are always different, because of the weather and the height of the mowers. Also changing daily are the length of the rough, the effects of wind and rain, and the firmness of the turf. 

All of which means you’re continually asking yourself, “Which shot should I hit here?” For example, the pin is 53 yards from your ball, which is sitting perfectly in the fairway. You decide to carry the ball 50 yards in the air, just a little less than your 9:00 o’clock “L-wedge:” Say, 8:30. No problem. “Saaawish-swish”-the preview swing feels perfect, so you are ready to go. The air is clear and crisp, the breeze is light, your rhythm is good. You step into perfect alignment, execute your ritual, and “saaawish-swish;” make the perfect 8:30 finesse swing. Contact was perfect, ball flight looks perfect, it may go in the hole. How perfect! 

Then the ball lands six inches to the right of the pin, takes a big bounce to the back of the green, dribbles over the back, scampers down the hill, and tumbles into the creek. You’re in the water. Double-bogey city. 

Isn’t this a great game?

Territorio de doble bogey… o peor

Una de las razones por las que me encanta el golf es porque nunca toma rehenes. Está ahí, igual para todos, sin alegar que sea ni justo, ni fácil ni difícil. Simplemente te dice: “Aquí estoy. Vamos a ver de qué eres capaz hoy”.

Y cada día es diferente. Los tees se colocan en diferentes posiciones, al igual que las banderas. Los greenes siempre son diferentes a causa del tiempo y de la altura del corte del césped. También cambian a diario la longitud del rough, la influencia del viento y la lluvia y la firmeza del terreno.

Todo esto significa que continuamente te estás preguntando “¿Y qué golpe debería jugarme aquí?” Por ejemplo, la bola, perfectamente colocada en la calle, está a 48 metros de la bandera. Decides volarla unos 45 metros, con un swing que no llegue a las 9.00 con el lob-wedge. 8.30 te dices. Sin fallo. Shuiiiishuissss: tu swing de prácticas es perfecto. Estás preparado. El aire, fresco y limpio, apenas hay brisa y tienes un buen ritmo. Te alineas perfectamente, ejecutas tu rutina, y shuiiiishuissss, haces un swing controlado hasta las 8.30 perfecto. El contacto ha sido ideal, el vuelo de la bola parece óptimo. Puede entrar. ¡Qué perfección!

Y entonces la bola cae a 15 cm del hoyo, da un gran bote hacia el fondo del green, resbala hacia atrás, rueda cuesta abajo y se precipita al arroyo. Estás en el agua. Territorio de doble bogey.

¿No es un juego fantástico?

¿Habéis vivido esa sensación? ¿La conocéis?

Esta entrada fue publicada en Amigos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ‘La biblia del juego corto’, de Dave Pelz

  1. Juan AKA @jmariguillot dijo:

    Hola Álvaro

    reparé hace poco en el error de atribuir a otro filazo la autoría de este post.

    (gracias Javier)

    Buen post y buen consejo, en cualquier caso, el de leer, parcial o totalmente, acerca del juego corto

    abrazo

    J

  2. quiquelang dijo:

    Buenas…al final la conclusión es que todas las parcelas del juego son igual de importantes, depende del libro que leas lo será el juego corto, las maderas, el putt…y por supuesto todos los libros te prometen lower scores…un abrazo.

  3. Alvaro de Prado dijo:

    Hola, Juan Mari:
    Debo confesar que a mí me sucede lo mismo… pero se lo achaco a que no somos profesionales de esta disciplina y, por consiguiente, tenemos otras prioridades que requieren de nuestro tiempo con mayor urgencia. Supongo que si tuviésemos que ganarnos la vida con esto llegaríamos al final de cada libro por la cuenta que nos traería…
    ¡Un saludo!
    Álvaro

  4. Juan AKA @jmariguillot dijo:

    Buenas Javier,

    he comprado varios libros de golf, y más que he regalado, pero debo confesar que me resulta bastante difícil su lectura lineal.

    Salto de capítulo en capítulo intentando absorber cuanto necesito en cada momento. O incluso de libro en libro. Cuando ando flojo de putt echo mano de Harvey Penick, pero nunca me engancha lo suficiente como para terminarlo.

    Entiendo que no tiene porque ser una mala praxis, pero sí me gustaría dar con varios ejemplares que mantuvieran la atención del abajo firmante.

    Si tenéis alguna recomendación al respecto os la agradecería mucho

    Felices Filazos

    J

    @jmariguillot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *