Igualdad entre sexos en el golf

Pensaba uno que el deporte en general y el golf en particular, especialmente en el campo aficionado, trataban de justicia, equidad, imparcialidad y nobleza. Como en muchas otras facetas, el golf se encuentra encallado en viejos usos y costumbres que desgraciadamente también se extienden a lo relativo a la igualdad entre sexos. Los grandes pasos que se dieron en nuestra sociedad en las últimas décadas del siglo XX y los que se están dando en la actualidad hacia una verdadera e imprescindible igualdad no encuentran reflejo en nuestro deporte.

Puede parecer un tema baladí y tal vez lo sea en categoría ‘mayores’ de aficionados, pero es motivo de injusticia flagrante e incluso frustraciones en las competiciones oficiales de las categorías de iniciación.

Desconozco qué ocurre en otras federaciones territoriales, pero sí me gustaría reflejar lo que ocurre en Galicia: En cualquier competición oficial organizada por la Federación Gallega los chicos, independientemente de su edad y hándicap, deben salir desde las barras amarillas, mientras que las chicas, también independientemente de la edad y hándicap, lo hacen desde las rojas. Por supuesto, en las competiciones organizadas por los clubes, y celebradas de acuerdo a la normativa de la RFEG, ocurre lo mismo, de manera que es perfectamente posible, y así ha sucedido en multitud de ocasiones, que un chico de 10 años con hándicap 36 (que, por cierto, ve reducido por reglamento a 26,4) compita en un torneo desde barras amarillas contra mujeres de 30 años y hándicap 3… que salen de rojas. Así que, en teoría y en la práctica, ese niño de 10 años tendría que competir contra, por ejemplo, Yani Tseng, dándole la ventaja de la distancia… Evidentemente, no es justo.

Flexible finish de una joven jugadora

A esa injusticia hay que añadirle el hecho de que a esas tempranas edades suele suceder que las niñas muestran un desarrollo físico más precoz que el de los chicos, por lo que cuentan con una doble ventaja.

Por si este agravio no estuviese suficientemente claro, convendría proporcionar unos cuantos datos que arrojen más luz sobre esta cuestión. El próximo domingo 12 de noviembre se celebrará en el Real Club de Golf de A Coruña la 6ª prueba de la Liga Infantil gallega 2011, competición organizada por la Federación Gallega de Golf. Los participantes de la categoría benjamín jugarán 9 hoyos, en los que los chicos recorrerán 3.092 metros, mientras que las chicas tendrán que recorrer solo 2.683. Explicado en otras palabras, ellas tendrán que jugar 409 metros menos o, lo que es lo mismo, virtualmente un par 4 menos que ellos. En categorías alevín e infantil, en las que se disputarán 18 hoyos, los participantes masculinos tendrán que negociar 6.024 metros por los solo 5.281 metros que tendrán que disputar ellas: 743 metros de diferencia que el lector sabrá calcular a cuántos hoyos y de qué par se pueden equiparar. Pero lo que es más importante: ¿A cuántos golpes más pueden equivaler esos metros que ellos tienen que disputar y ellas no? Por otra parte, en determinados campos a la desventaja de la distancia en ciertos hoyos hay que añadirle la de la disposición del tee de salida: No sólo está el tee de rojas más adelantado, sino que incluso llega a estar en una posición y orientación más favorable para negociar la calle o, directamente, se saltan o soslayan hazards. Yo he visto más de un golpe de salida perfecto de algún benjamín con el que no conseguía llegar al remotísimo tee de rojas. ¿Es eso justo? Asunto aparte, que intentaré abordar en otro artículo, es qué se propone descubrir la Federación poniendo las barras amarillas donde las pone en un torneo infantil…

Gran colocación del palo en lo alto del backswing de este "jugoncito"

Todo esto influye de manera decisiva para que las chicas rebajen sus hándicaps con mayor velocidad que los chicos (rebaja ficticia y apoyada en la distancia reducida que tienen que jugar) y se beneficien por ranking de los programas de tecnificación, clinics y concentraciones federativas. Aunque después ocurra lo que sucedió en el reciente clinic femenino de la Federación Gallega: de 17 jugadoras convocadas solo acudieron 6… dinero público malgastado y tiempo desperdiciado que estaría mejor invertido en jugadores que demuestran mayor interés y, a poco que se les mime, tendrán más progresión.

En estas categorías de edad hay dos soluciones válidas a esta injusticia y cualquiera de ellas es realmente fácil de poner en práctica: O salen todos los competidores desde el mismo punto, independientemente de sus cromosomas, o se establecen dos clasificaciones y rankings separados, masculino y femenino, con sus respectivos premios. Cualquier otra cosa es claramente discriminatoria por razones de sexo y totalmente injusta, aunque se le quiera disfrazar cínicamente como “discriminación positiva”.

Una tercera vía, aplicable a cualquier nivel de juego, es olvidarnos de los sexos para establecer las barras de salida y distribuir a los competidores directamente por hándicap: los jugadores con hándicap más bajo saldrían de barras blancas, los de hándicap medio saldrían desde amarillas, mientras que las boyas azules y rojas se adjudicarían a los hándicaps más altos. Pero ese es ya otro asunto y doctores tiene la Santa Madre Iglesia para saber resolverlo.

¿Soy solo yo al que le parece injusta esta situación? ¿Vosotros qué opináis?

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Campos, Torneos. Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Igualdad entre sexos en el golf

  1. JOSE MOYA dijo:

    Hola, a este respecto mi opinión es que las competiciones de golf en niños y/o niñas la única solución es hacer premios distintos para niños y niñas, exactamente igual que en adultos, creo que en las competiciones federativas hay premios para niñas y para niños indistintamente otra cosa es en la liga infantil de clubes que en este caso no es individual es por equipos, con premios también individuales pero la finalidad es el equipo, es la liga infantil de clubes.

    En los campeonatos gallegos sí hay distinción de premios femeninos y masculinos.

    Y respecto al sitio de salida de hombres y mujeres, recordemos que en ningún deporte se compite hombres contra mujeres, las mujeres salvo en muy contadas excepciones tienen menos fuerza que los hombres, físicamente el hombre tiene más fuerza que la mujer, no podemos salir desde el mismo sitio es un disparate en mi opinión.

    Acordaros de los ejemplos de michele wie, y anika.

    Y para terminar volviendo al tema de los niños, ese problema se arregla con el paso del tiempo pues en cuanto ese niño llegue a la adolescecia, problema resuelto mientras tanto premios separados como creo que se está haciendo en las competiciones federativas ( creo recordar que hay premio para la primera dama en la liga infantil gallega).

    Saludos cordiales.

  2. Pingback: ¿Qué buscamos? | Filazos con mi blaster

  3. adrian dijo:

    yo creo que este tema es muy interesante, y recalcaria el hecho de que las niñas y niños de diez años, en cuanto a lo que distancia se refiere, no presentan ninguna diferencia, todos pegan mas o menos lo mismo. Por eso mi propuesta seria que los benjamines saliesen todos de las mismas barras asi seria todo mas igualado, pero a partir de esa edad considero que los hombres, salvo casos, siempre tendran mas distancia.
    Lo que no hay que olvidar es que este es un juego en el que no se compite contra las personas del campeonato, sino contra el campo, con el animo de mejorar tu juego dia a dia. En la modalidad de match play si que compites contra otro jugador: en las competiciones match play nacionales o territoriales, los hombres compiten siempre con hombres, nunca contra mujeres y viceversa, donde no hace falta plantearse la disticion de barras puesto que los oponentes saldran siempre desde el mismo sitio.

  4. Escuela de golf de Zamora (Jesus Martin-Carretero) dijo:

    ¿Qué diferencia hay entre una mujer de 25 años con hdp 10 y un hombre de 55 hdp 30? y no salen desde el mismo sitio…
    A los niños no les meto en el mismo saco. A ellos yo, les hago el campo proporcional. Sin mas. No concibo un campo de 6000 mts. para niños de 8/12 años.

  5. msferro dijo:

    He leído tanto en el artículo como en los comentarios ideas muy interesantes y con las que estoy absolutamente de acuerdo. Me identifico completamente con lo que dice Ignasse. Soy madre de dos pequeños jugadores, uno de ellos alevín, y siempre me he preguntado qué se pretende haciéndolos recorrer campos de 6 kilómetros, hoyos de más de 500 metros -las amarrillas casi siempre retrasadas hasta el límite- e incluso la necesidad de pasar de 9 a 18 hoyos (todos sabemos de la dureza de muchos campos, y más bajo el sol de verano o la lluvia) a los nueve años sin un paso intermedio. Estas distancias con frecuencia suponen que los resultados mejores no sean los de los chicos con más conocimientos, habilidad y técnica, sino los de aquellos que se han desarrollado antes y tienen más fuerza. Es habitual ver a jugadores dando bandazos a derecha e izquierda sin ninguna precisión cuyas tarjetas son finalmente mejores que las de otros que juegan “con cabeza”, colocan los golpes donde quieren y presentan un juego basado en la técnica y la madurez. Desgraciadamente, los primeros también suelen ser los más valorados y apoyados por las federaciones, que parecen leer sólo los resultados y no el juego de los niños y su potencial desarrollo.
    En segundo lugar, completamente de acuerdo con el artículo de Álvaro. Cuántas veces he visto a mis hijos frustrados porque su fuerza no les permite pasar sobre un obstáculo complicado situado delante del tee mientras que sus compañeras, con frecuencia mayores en edad y tamaño, salen con toda la facilidad desde el tee de rojas con el obstáculo ya superado; o porque con el primer golpe su fuerza no les permite llegar más allá del tee de rojas. Todo esto, y su reflejo en clasificaciones y handicaps, les decepciona, les hace perder la paciencia y la fe en sí mismos y las ganas de jugar o competir. En otros deportes, chicas y chicos juegan en competiciones distintas, y aquellas que deciden competir en equipos de chicos, deben atenerse a los mismos criterios y normas que ellos. Si se trata de fomentar la práctica de este deporte y crear afición y dedicación creo que se deberían tomas medidas para solucionar estas situaciones injustas.

    • jeromegatupera dijo:

      Muchas gracias por tu aportación, veo que hay una gran mayoría que opina como Álvaro, y es que a mi me parece de sentido común. Dudo mucho que este humilde blog logre ningún cambio en el golf, pero si alguien de la Federación Española de Golf lee esto, puede ser un paso para estudiar cambios más justos en la manera de competir, sobre todo, en los torneos de niños.

  6. ignasse dijo:

    Como dice Mike Belindo,esto de escribir de los últimos tiene truco,pero es que a veces hay temas de los que uno no tiene una opinión clara y la va adquiriendo conforme aprende de la entrada del editor y de los comentarios posteriores, como es el caso.

    A mi me parece una exageración hacer jugar a chavales de 10,12 años campos de 6.000m.

    Es como ponerles a jugar en un campo de basket con el aro a una altura donde sólo los superdesarrollados consiguen hacer llegar la pelota.

    Y a mi esto es lo que me preocupa:¿Que se pretende con esto?…Yo intuyo que lo que se pretende es poner un nivel de exigencia muy alto,con el propósito de formar a “campeones”.Cada vez que veo un debate en canal plus sobre niños etc.,siempre están hablando de los futuros severianos ,sergios…..sin darse cuenta que esto no hace más que crear frustraciones.¿Cuando nos vamos a dar cuenta que lo importante es que los chavales se eduquen a la vez que practican ejercicios sanos DIVIRTIENDOSE.
    Las federaciones deportivas deben ser conscientes que el fin último del deporte es su práctica por el mayor número de personas posible,no el sacar medallas en las olimpiadas,esto vendrá si viene ,y si no ,no pasa nada.¿Que país es más culto,el que tiene un premio nobel de literatura,aunque no lea un libro ni blas,ó el que no tiene nobeles pero todo el mundo lee y encima con criterio.(Perdón,que coñazo soy).

    Antes ,desde luego,hasta los 15 años, chicos y chicas salíamos de azules(no recuerdo que hubiera rojas) y me parece lo correcto.A partir de 15 sí me parece bien que los chicos salgan de amarillas porque si creo que por regla general ya empieza a haber una diferencia de distancia.
    En cuanto a lo de salir de diferentes tees según el handicap yo opino que hasta handicap 24 se debería salir de azules , creo que se divertirían mucho más,se aficionarían más y se agilizaría el juego.Lo mismo,y por las mismas razones a los mayores de 65 años.
    No haría más excepciones porque a mi entender podría ser un lío que en un grupo de 4 se salieran de tres barras diferentes,además de ralentizarse el juego.
    Gracias por dejarme opinar y un abrazo a todos.

    • Alvaro de Prado dijo:

      ¡Ccaramba! Me estás pisando medio contenido de mi próximo artículo, 😉 Ya ves que en este artículo he escrito “Asunto aparte, que intentaré abordar en otro artículo, es qué se propone descubrir la Federación poniendo las barras amarillas donde las pone en un torneo infantil…” Estoy muy de acuerdo contigo, Ignasse, y gracias por comentar.

      • ignasse dijo:

        Perdón Alvaro,como es habitual en mi ,me he ido por los cerros de Ubeda,pero es lo que me ha sugerido tu artículo.Un abrazo.

        pd.Espero tu próximo post.

    • jeromegatupera dijo:

      Como siempre, tu punto de vista es muy interesante y gracias a tí por comentar. Un abrazo.

  7. Mike Belindo dijo:

    Hello!!

    La ventaja que tiene ser de los últimos en comentar este excelente post (congratulations Álvaro, really good ;o) es que lees todos los comentarios y, en esencia, compartes todo lo que se dice, con mucho criterio y tino.

    A mi la solución de los hcp me parece buena, aunque veo que no sólo es una cuestión ‘homonal’ si no también de feeling entre unos y otros, y tampoco tiene sentido todo esto si, al final, la carrera profesional de chicos y chicas va a ir cada una por su lado.

    Es un tema complejo, y no tiene una solución mágica ni repentina, así que bravo por Javier y Álvaro, la salida que le han dado al tema, y la excelente disposición y dinámica en la que entra el blog… congrats!

    Eso si, antes de despedirme, me quedo pensando en qué diría de todo esto Andreíta, ya sabeis,… al final, su opinión (o la de los niños y niñas, importa… se la hemos preguntado?¿) importa.

    abrazos !

  8. Pepo dijo:

    Que gran noticia leer a Alvaro en nuestro blog. Enhorabuena.
    Aquí en Madrid en competiciones federativas juveniles las chicas y chicos compiten en distinta categoría, por lo que no sufren esa diferencia que existe a esas edades. Me parece totalmente injusto que compitan en una misma clasificacion porque ademas puede crear frustración que incite a dejar este juego.

  9. Iñaki Bel dijo:

    La verdad es que el tema me parece interesante, y que puede dar lugar a una buena y larga “discusión”, pero lo que me parece genial es leer a Alvaro en este blog!! Y que sea por mucho tiempo!!

  10. kalvin gatupera dijo:

    hola voy a ser la nota discordante. para mi la clave es q a nivel alevin e infantil tendrian q ir al igual q de adultos, separados niños y niñas. cada uno juega de aus salidas, pero con competiciones separadas. en otros deportes aunque el campo sea el mismo (futbol, tenis)no juegan mezclados los sexos. por cierto tengo hijo e hija y realmente no es lo mismo.

    • Alvaro de Prado dijo:

      Pues no eres la nota discordante 😉 Es precisamente una de las opciones que yo defiendo: (o salen del mismo punto) o clasificaciones, premios y recompensas por ranking separadas.

  11. jeromegatupera dijo:

    Aunque es probable que no sea siempre así, ya que este blog no tiene línea editorial y disfrutamos de absoluta libertad para escribir lo que queramos, coincido plenamente con la opinión de Álvaro, tendríamos que diferenciar por nivel de juego y no por sexo. A nivel amateur el físico no es tan determinante como en los pros, ya que conozco señoras con una pegada aceptable y hombres con muy poca pegada, que lo suplen con un gran juego corto, por lo que una mujer puede hacer lo mismo, sin problema.
    Es un honor que Álvaro haya aceptado escribir en este blog, ya que como habéis podido comprobar, su prosa es bastante mejor que la mía, (tengo la excusa de que soy de ciencias, jejeje.) y además su criterio golfístico es muy acertado, bajo mi punto de vista. Lo dicho, bienvenido a ésta tu casa.

  12. ovidiov dijo:

    Injusto si que me ha parecido, como injusto para los niños siempre me ha parecido que su distancia de dropaje sea uno de sus palos…Es decir, un adulto tiene hasta 48 pulgadas y un niño pequeño uno de sus minidrivers…

    A esas edades yo creo que debiera haber distinción de sexos en las salidas, quizás las salidas por handicap serían una buena manera de intentar equilibrar, pero es un tema bastante complejo y del que todavía no he exeperimentado mucho porque mis peques son todavía muy peques…Dentro de un par de años vuelvo a comentar…
    Nota: encantado de verte por aquí escribiendo..

  13. Oscar dijo:

    Pues tienes más razón que un santo. En la inmensa mayoría de los campos las mujeres tienen demasiada ventaja con respecto a los hombres en las barras de salida cosa que se debería de poner por hdc y edad y no por sexo.

    Y no voy a entrar en las reglas de etiqueta en la vestimenta de las mujeres y de los hombres

    • Alvaro de Prado dijo:

      Ese tema ya no lo quise ni tocar… al igual que lo de los premios al mejor tiro en los pares 3. Hay un hoyo concreto de mi club donde no lo puede ganar un hombre: tiramos con un 7, un 6 ó un 5, depende del día, mientras ellas usan un 9 o un wedge… con un ángulo mucho más favorable.

  14. Barcena dijo:

    efectivamente la situacion, segun mi opinion, es injusta. Sin ir mas lejos, mientras leia me venia a la memoria un torneo jugado en Los Angeles de San Rafael…. es quizas uno de los campos en los que mas he notado esa ‘discriminacón positiva’ (gracioso concepto asociado al de igualdad!!!).

    Igual seria mas justo, si queremos meter a todos (masculino y femenino) en el mismo saco, que las competiciones fueran por categoria, independiente de sexo, y todos saliendo del mismo sitio.

    Un saludo!

  15. No conozco bien el tema y no entro a valorarlo sin más datos, pero la última propuesta me parece muy interesante. Siempre hablamos de la duración de los torneos, llegando a 5,5 o 6 horas en algunos casos y esa idea de distribuir las salidas en las diferentes barras no por sexo sino por handicap me merece una profunda reflexión de si pudiera ser una forma de acelerar y equilibrar esas competiciones… me has despertado una lucecita!!! bastaría ajustar los slopes para poder seguir modificando los hdcps del personal. La unica duda… que hacer con el premio scratch en caso que un “amarillo haga menos que un”blanco”???

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *