El handicap, caballo de batalla

El concepto inicial de handicap es idílico. Permite competir en igualdad de oportunidades a todos los jugadores entre sí. Incluso “ganar” al golf al número 1 del mundo, Luke Donald.

Está claro que son victorias ficticias, porque el mejor jugador es el que hace menos golpes, pero así logramos que todos los amigos luchemos por las cervezas y por los torneos con la incertidumbre de desconocer al ganador. Sin el handicap, los resultados son mucho más previsibles.

Ahora bien, esta idea buena en origen se prostituye en manos de las personas. Entra en juego la noción de lo erróneamente denominado “pillería”. Mejor nos iría si lo llamásemos por su nombre: trampas, debidas a tenencia de handicaps incorrectos.

Siempre he pensado que la solución pasaría por aplicar un sistema que consista en contabilizar todas las vueltas completas que juguemos, sea o no en torneo. Pero esto roza lo utópico.

Antes de entrar en el tema de las consecuencias, quiero hablar de las características del sistema de actualización de handicaps. Personalmente había escuchado que estaba implantado en Estados Unidos, pero nunca he podido contrastarlo, por lo que no sé si es cierto o se trata de una leyenda urbana. Investigando en internet, no puedo dar una conclusión definitiva. Si algún lector lo sabe a ciencia cierta, le ruego que me lo haga saber.

El logo del sistema GHIN

Existe un servicio de cálculo de handicap proporcionado por la USGA llamado GHIN. Por lo que he podido averiguar se puede deducir, pero no asegurar, que es posible hacer actualizaciones de handicap desde cualquier ordenador que tenga instalado el programa del GHIN. Ese sistema redirige los resultados que se introducen a tu club, donde se confirman y actualizan telemáticamente cada vez que el club se conecta a la red GHIN. También parece que es obligatorio subir tus resultados. Este sistema aún no está implantado en todo EE UU, pero se extiende con rapidez y la USGA lo está convirtiendo en el estándar.

Ahora bien, no me ha sido posible averiguar si se puedan subir resultados de pachangas entre amigos… Es posible que sólo se puedan subir resultados de competiciones organizadas oficialmente por clubes.

Aplicación de GHIN para dispositivos móviles

Entremos en las consecuencias de implantar en España un sistema que permitiera contabilizar las vueltas jugadas a diario e influyera en el handicap: Mi primer análisis es muy positivo. Todos tendríamos nuestro nivel real reflejado en el handicap y lograríamos competir en buena lid.

Profundizando algo más, aparecen los problemas, pues tendríamos dos tipos de personajes. Por un lado, el emboscado profesional en busca de jugosos premios como viajes, relojes, etc. Este individuo subiría una décima cada vez que jugara con sus amigos y viajaría por toda España y parte del extranjero como el pirata que es, en busca del tesoro. Tendríamos legiones de estos jugadores y los torneos se ganarían con 60 puntos o más. Algo realmente ignominioso.

Por otro lado, el segundo tipo de golfista sería el contrario. Tendríamos cientos de golfistas scratch y se accedería a los campeonatos oficiales de las federaciones y de los clubes con handicaps de +3.5 para arriba. Por no hablar de las conversaciones en las barras de los bares de los clubes… me entran sudores fríos sólo de pensarlo.

Caso aparte es el de los niños o, mejor dicho, el de los padres con niños golfistas. Harían autenticas barbaridades para entrar en los equipos que se rigen por el ranking. Si ya se hacen ciertas triquiñuelas para bajar handicap artificialmente como jugar campos más cortos con banderas más fáciles, se pregunta uno qué no se llegaría a hacer… Y tendríamos multiplicado el problema actual: Niños que cuando juegan en competiciones oficiales logran unos resultados altísimos que probablemente les lleven a la frustración.

Otro factor importante viene dado por los requisitos para acceder a la formación: Los mejores handicaps acceden a los programas de formación y tecnificación que las federaciones ofrecen gratuitamente a los jugadores mejor clasificados, lo cual puede constituir otra incitación a la manipulación del sistema por parte de los padres.

En fin, lo que en un principio me parecía un gran acierto, analizándolo más detenidamente en el marco de nuestra idiosincrasia, ya no me resulta un sistema tan atractivo.

Un pena. Y vosotros ¿qué opináis?

Esta entrada fue publicada en Torneos, Valores. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El handicap, caballo de batalla

  1. javi dijo:

    Pues me pasó, que solo una vez en mi vida, después de dos años jugando mas un año de campo de prácticas y clases con un pro cada 15 días, me salió en un torneo el día, jugué super bien y en el último hoyo ya nervioso con el resultado que sabía mas o menos que llevaba, la cagué. Creo que le hice una ralla. Bueno 42 puntazos. Mis amigos y yo creíamos que había ganado, pero mi alegría duró un minuto pues apereción una tarjeta de 43 puntos de un señor socio del club, de los que juega siempre y que no jugaba torneos hacía no se cuanto tiempo y que era handicap 18. Yo era handicap 28 con lo cual era mas normal hacer el tarjeton que hice, porque si te entrenas es donde tienes mas margen de progresion, pero en el caso de 18 suena a cuerno quemado.
    Me quedé con el segundo puesto, para terminar nunca recibí mi premio.
    Ya como anecdota, mi primer o segundo torneo no recuerdo bien, gané el trofeo a la mejor bola, con un golfpazo y handicap 36.
    El golf está lleno de sorpresas y como decía Bobby Jones; “El golf es un juego en el que no se gana, sólo se juega”

  2. Manolo P dijo:

    Hola de nuevo.

    Aunque sea un poco tarde, comentar que un norteamericano me ha comentado que ellos efectivamente pueden grabar desde su club o desde su propio PC o similar las partidas que juegan con los amigos, tanto para subir como para bajar, con un sistema medal +3 (esto es, máximo triple bogey -el equivalente a raya stableford de un hcap. 18). Dada nuestra picaresca -por no decir otra cosa-, dudo que este sistema valiera por aquí.

    Abrazotes.

  3. Javier dijo:

    Una vez mas, felicitar al Sr. Romero por este filazo.
    Repasados los 15 comentarios hechos, me identifico con el problema que expone Suso, soy hcp 36,4 he jugado 5 torneos en los que no he llegado a los 25 puntos.
    ¿es realmente 36,4 mi hcp? pues no, porque jugando con amigos, con mi mujer, he hecho partidos de 40-45 puntos, en contadas ocasiones, pero los he hecho, aunque la mayoría de las veces no lo cumplo o simplemente me acerco a los 36 puntos.
    Entonces ¿cuál es mi hcp real?, no me gusta jugar torneos, los que he jugado en mi club han sido malas experiencias, no me gusta llegar al tee del 1 y encontrarte con compañeros de partido con tu mismo hcp que practicamente te dicen que vienen a pasar un día en el campo y les da igual si dropas a 2 palos de distancia o pones la bola en el centro de la calle, disfrutar del partido y del día en un campo de golf no tiene porque estar reñido con ser competitivo y luchar por hacer un buen partido dentro da la mas estricta legalidad.
    Claro, después de esas experiencias, sólo he jugado 1 torneo del twittour y otro por parejas con amigos y a partir de ahí no he vuelvo a participar en un torneo, por lo que mi hcp no puede estar ajustado a la realidad.
    Este es un pais de tramposos profesionales, no hay mas que ver la posición de España en la lista de paises mas corruptos para darse cuenta de que hagas lo que hagas siempre habrá quien consiga pasar por encima de la ley para beneficio propio.
    Hay que acotar la trampa en los torneos amateurs y la única manera que veo es que no haya premios tan jugosos para el ganador y si los hay que el torneo sea por golpes.
    No estoy nada de acuerdo con las limitaciones de hcp en los torneos, es una falta de respeto al hcp superior, vale, me direis que no me apunte, pero resulta que hay campos donde no se juega ningún torneo sin limitación de hcp.
    Y por último, apuntaría una idea para los torneos amateurs, limitación de puntos para el ganador, por ejemplo, 40 puntos máximo, y el mismo premio para todos los que consigan llegar a esos puntos, y que consistan siempre en vales para material de golf, contándole para su hcp oficial el total de puntos reales que haya conseguido.

  4. Jorge dijo:

    De 10, una vez mas, los comentarios vertidos esta semana.

    Quiero compartir con vosotros una anécdota:

    Un buen amigo de La Manga Club (Jesús Moreno) y su cuadrilla, cuando juegan las partidas de los viernes y sábados, se rigen por el Hcp del dia a dia, es decir, el correspondiente a la partida anterior… Si has de bajar 4 décimas o subir 6, se aplica inmediatamente con referencia únicamente para esa cuadrilla.

    En mi modesta opinión, es un sistema divertido y efectivo sobre todo en gente que suele jugar con cierta frecuencia, eso si, de difícil aplicación de modo general según estamos acostumbrados (es mas USA style).

    Javier, una vez mas, enhorabuena por este Filazo!

  5. jeromegatupera dijo:

    Estoy muy agradecido a todos por vuestros comentarios. Hace que todos veamos nuevos puntos de vista y opiniones. Todos aprendemos y nos enriquecemos con ellos, porque vienen dados por golfistas de todas las categorías: hcps altos y bajos, mujeres y caballeros. Esto hace que comprendamos la opinión de cada uno de nosotros y así tener una perspectiva más completa de la visión del golf en España.
    Muchas gracias a todos.

  6. Manuel (Topolite) dijo:

    Interesante tema.
    Estoy de acuerdo con que el hándicap hace especial este deporte, ya que si no sería demasiado previsible y tendríamos que buscar competidores lo más cercanos a nuestro nivel para poder divertirnos.
    El sistema en sí mismo es bueno, pero lo han corrompido los “especuladores”, los que manejan esa cifra llamada hándicap de forma irregular, para favorecerse. El sistema va detectando esas disfunciones y trata de hacerlas menos ostensibles.
    Existen algunas medidas que ya se aplican en algunos países europeos, y que este año entraran en vigor aquí que van a revolucionar un poco el sistema hándicap, tratando de corregir esas corruptelas.
    Por ejemplo, desde enero pasado ya son válidas a efectos de hándicap las competiciones de 9 hoyos, por lo que se incorporarán a la competición jugadores que por cuestiones de tiempo o aptitud física no participaban en competiciones de 18 hoyos. Eso va a significar hcps más regulados.
    En unos meses entrarán en vigor otras modificaciones importantes, como el hcp de competición, necesario para participar en torneos, lo que exigirá competir en al menos cuatro torneos al año. Tampoco computarán para hcp los torneos de parejas en los que no juegas tu propia bola (foursome y greensome), para que el hcp se corresponda realmente con tu juego y no con el de tu circunstancial compañero, y habrá una revisión anual de hcp en función de tus estadísticas de juego durante el año (tanto al alza como a la baja), por lo que se pretende que tu hcp se ajuste lo más posible a tu nivel real de juego.
    En definitiva, que aunque el sistema se ha ido corrompiendo, se van a corregir algunas cuestiones de las que aquí se hablan, para que el hcp tenga realmente el valor que le corresponde.

    Saludos,

    • jeromegatupera dijo:

      Muchas gracias por tu aportación. Esperemos que esas modificaciones que entran en vigor ayuden a que se aplique el handicap de forma más justa.

  7. Marc ribas dijo:

    Hola Javier&Co.

    Me sumo a las felicitaciones por la elección del tema, lo hemos comentado alguna vez por encima y creo que quien entiende el verdadero significado de este deporte no puede emboscarse para practicarlo porque como he leído en algún otro comentario es un tramposo!

    Creo que el orgullo de todo golfista es conseguir vueltas cada vez mejores y luchar en cada recorrido para lograr el mejor resultado posible (Ovidio +1000). Me han gustado todos los comentarios leídos y no puedo aportar demasiadas cosas nuevas más que mi situación actual.

    Estoy en un hcp36 que me cuesta cumplir pero ahora creo que voy en la línea de conseguirlo a base de entrena, ir dando clases y competir de forma regular. Mi problema (o uno de ellos) cuando compito es que “jamás” tengo opciones de ganar porque por culpa de los tramposos juego con mi hcp limitado, a 24 o 27 dependiendo del campo, algo imposible de cumplir para mí actualmente. Mi incentivo es cumplir hcp a nivel federativo (donde computo como hcp36) e ir bajando de forma progresiva, cada campeonato es un pequeño examen para algún día poder ir a un torneo y competir en igualdad de condiciones.

    En fin, sólo quería poner de manifiesto que también los hándicaps altos sufrimos las consecuencias de las malas artes en el golf.

    Un abrazo para todos,

    Marc

  8. ovidiov dijo:

    Me ha encantado el comentario de @jmariguillot aunque siento decirle, que en teoría el sistema debiera estar funcionando así, ya que a la hora de dar el handicap el profesor responsable se supone que ha comprobado el nivel de juego de su alumno y le ha dado el handicap que atesora.. Si eso fuese real, algo más se aproximaría a su nivel de juego.

    He de reconocer que lo de los emboscados o tramposos llegó a cabrerarme en su momento, pero el tiempo me ha enseñado, que no hay mayor orgullo que presentar una buena tarjeta y que mis espectativas y mi nivel se ponga de acuerdo. De verdad, mejorar cada vuelta, me satisface tanto o más que aquellas malas vueltas que corroen mi orgullo. Y por este duelo interno, es por lo que los tramposos, ya sean de handicap o de reglas, no me preocupan, porque se estarán perdiendo lo mejor del golf y no llegarán nunca a ser golfistas, por mucho que ellos lo crean…

    Está claro que esos torneos con regalos espectaculares en su momento me llamaron la atención, me preocupaba en jugarlos, pero a día de hoy, trato evitarlos, porque además de ser torneos donde el campo estará petado y el juego será lento, se que habrá algunos de los participantes, que se creerán golfistas pero realmente no lo son…

  9. Suso Fontaíñas dijo:

    Tema interesante en el que estoy muy de acuerdo con las opiniones ya expresadas en otros comentarios.
    Quisiera aún así acordarme de aquel grupo de jugadores que, por el motivo que sea, a veces timidez, otras falta de tiempo, no les gusta o no pueden competir en torneos oficiales, si acaso en contadas ocasiones o por compromiso. Sin embargo, si son asiduos jugadores solitarios o en pachangas con amigos, siempre cumpliendo y acatando las reglas y normas de golf.
    Este grupo de jugadores tienen un hándicap demasiado alto para su nivel real, y cuanto más tiempo pasa, esa diferencia es cada vez mayor, lo cual, cada vez les impide presentarse a torneos pues a nadie le agrada que le llamen “emboscado”cuando no lo son digamos “voluntariamente”.

    Un ejemplo: Un amigo es hándicap 36, pero tiene juego como para 28. Sin embargo, odia la competición, no soporta la sensación de nervios al pinchar su bola en el tee del 1 mientras 3 extraños miran como le pega. Quizás sea verguenza, no lo sé. No le gusta ese “hormigueo en el estómago” que a otros apasiona y por eso no compite en torneos “serios”. En ocasiones, cuando aparece algún torneo social y más informal, quizás se animara, pero si después al llegar al club tiene que soportar los comentarios del gracioso de turno que rápidamente llama a todo bicho viviente que queda por delante de él “emboscado”, pues ahí se le acaban las ganas de competir. Y si sigue practicando en la intimidad o en pachangas con amigos, más mejorará y más diferencia habrá entre su nivel real y hándicap, y menos ganas tendrá de jugar torneos.

    Es verdad que existe la posibilidad de bajadas por apreciación, pero ¿cuántos de vosotros conocéis a alguien cuyo hándicap fuera ajustado de esa manera? Yo, al menos, no conozco a nadie.

    Creo sinceramente que sería necesario una especie de Comité de Hándicap que se encargara de evaluar y ajustar el hándicap de esos jugadores, como una especie de examen de hándicap en el que un “tribunal” evaluara tu juego y asignara un hándicap. Este comité podría ejercer su función a petición del jugador que lo solicitara o incluso, de oficio en aquellos jugadores que por resultados escandalos y repetidos así lo merecieran (o sea, a los “piratas profesionales”). Algo parecido a lo que ocurría cuando yo saqué mi licencia, hace ya casi 20 años: para asignarme hcp, tuvimos que jugar tres hoyos en presencia del master caddie del club y de un miembro de la federación donde, además de “evaluar” nuestro nivel de juego, se aseguraron de que cococíamos perfectamente las más elementales reglas del golf, y sobre todo, las de etiqueta

    Un saludo

  10. ignasse dijo:

    Yo creo que el handicap es uno de los grandes alicientes del golf amateur.En caso de no existir nuestras pachangas cotidianas serian un coñazo pues tendríamos que limitarnos a jugar con jugadores de nivel similar para poder tener un partido divertido.

    Creo que el mayor honor para cualquier jugador de golf que se precie es el pelear por tener el handicap más bajo posible,jugando siempre por supuesto no sólo desde la legalidad sino también dentro de la honestidad consigo mismo.Digo esto porque he visto a jugadores que por bajar el handicap se dedicaban a recorrer los campos más fáciles que conocen y esto tampoco me parece correcto.

    Yo creo que el sistema actual de handicap no es equilibrado,pues aquellos jugadores que juegan muchos torneos tienden a tener un handicap más bajo del que realmente juegan.

    Así un handicap 8,que realmente juega 8,si un día los filazos pegan en la bandera y entran,mete un par de putts estratosféricos y esa bola que iba out se queda jugable puede hacer el par del campo,bajando 16 décimas con lo cual tendrá 16 torneos en los que podrá hacer todos los golpes del mundo para recuperar el nivel que realmente juega.

    Pero,por otro lado no veo sistema mejor,aunque quizás una estadística anual de los torneos jugados durante un año por un golfista nos darían un handicap más real.

    El problema para mi son los premios.Se está creando un pseudoprofesionalismo amateur totalmente inadmisible.Antiguamente excepto el rolex y alguno más, los premios eran sencillamente un trofeo.Ese jugador que existe ahora mismo que prefiere ganar un premio por lo que te dan,a ganar un campeonato por lo que significa, no existía.

    Creo que son 500 euros el límite del valor del premio que un amateur puede percibir y sinceramente creo que un viaje a Punta Cana,todos los gastos pagados para dos personas exceden con mucho este valor.Pienso que la federación debería intervenir e incluso reducir estos premios.Si los patrocinadores quieren ser generosos que den estos premios por sorteo,o que hagan un regalo de bienvenida soberbio o inviten a una comida espléndida,pero que no profesionalicen el golf amateur. Aunque como siempre ya estamos echando balones fuera,pues el problema reside en nosotros mismos como dice sóloreglasgolf y es bien triste que todo tenga que ser regulado para que seamos honestos.hasta el golf.

  11. Juan aka @jmariguillot dijo:

    Érase una vez un mediocre -a la par que afable- jugador amateur de golf. En el club nadie quería jugar con él. Hacía apenas unos meses que había comenzado y se le daba especialmente mal. Él, prudente como pocos, decidió visitar el campo en momentos de poca o escasa afluencia de consocios. Entrenaba. Jugaba. Y volvía a entrenar. Así por espacio de un año.

    Cuando constató que empezaba a chapurrear el idioma de su bola, y que ésta casi siempre salía hacia adelante y obedecía en gran medida a sus verbalizados deseos antes de cada golpe, se dijo a si mismo que ya era hora de abandonar su voluntario recogimiento y socializar con otros jugadores.

    -Me llamo Pepe.- dijo risueño al llegar al tee del 1 para completar un partido de 3 que estaba a punto de salir.
    -Hola Pepe.- contestaron todos. ¿Jugamos partido?
    -Desde luego!.- exclamó Pepe, que no podía estar más contento al sentirse uno de ellos.
    -Bien Pepe, no creo recordar haber jugado nunca juntos, así que dinos qué Hcp eres y montaremos un partido divertido.

    a) Pepe dijo 36, ganando y desequilibrando por completo su partido y causando una no especialmente grata impresión en sus compañeros de partido.

    b) Pepe dijo 18, resultado que había conseguido tan solo una vez. La presión por cumplir, añadida al hecho de no estar acostumbrado a jugar con gente y contra gente, hizo que jugase una de sus peores vueltas.

    No.

    c) Pepe tuvo muy presente que todavía no había comenzado la vuelta y ya estaba más emocionado -por el hecho de estar compartiendo vuelta de golf- de lo que lo había estado jamás deambulando solo por el campo. Así que con tono firme se dirigió a sus compañeros de partido y les dijo:

    La verdad es que entreno bastante, pero no sabría deciros con certeza qué Hcp. es el adecuado. ¿qué os parece si juego con 0 puntos (scratch) los primeros 9 hoyos (o incluso toda la vuelta) y así sabremos qué Hcp soy?

    Pepe no fue muy competitivo ese día, pero jugó para un total de 95 golpes.

    Ya tenía la primera muesca en su fusil, había disfrutado de una vuelta de golf en compañía y le tocó, como no, pagar -gustoso- la primera ronda de cervezas.

    ¿Y si todos comenzásemos siendo Hcp 0?

    Felicidades por el post Javier

    un abrazo

    Juan

  12. scamunez dijo:

    interesante tema,

    yo contrariamente a lo que suelen decir todos los que tienen el Handicap alto, digo que para mi es injusto q a un jugador de golf le puedan dar dos golpes por hoyo en todos los hoyos, me parece que eso es poner a un hcp bajo con un minardi, mientras el hcp alto lleva un Ferrari… Entiendo que para competir, hay que empezar por limitar el Hcp de juego, quizá mas de lo que se limita hasta ahora.

    Soy consciente de que me es imposible competir con un Hcp bajo si no me dan golpes de ventaja, pero tampoco quiero que ese Hcp bajo tenga imposible competir conmigo por la cantidad de golpes de ventaja que puedo tener. Creo que en las pachangas con amigos sólo se podría bajar hcp, de hecho creo que se deberían presentar todas las tarjetas firmadas, y que se aplicasen las bajadas correspondientes, pero nunca subidas, para evitar así la picaresca que podría mejor llamarse trampa. Las subidas en torneos oficiales. y entre los amigos no deberiamos permitir que uno mantenga un hcp 36 porque nunca compite cuando su hcp de juego real puede estar muy por debajo de 20… Bajadas por apreciación obligatorias.

    también una opción que haría, sería obligar a competir en torneos, al menos 2 veces al año para mantener la licencia, con el fin de valorar el hcp real de juego.

    no voy a enrollarme mas, pero si voy a hacer una pregunta? es justo que se de en un torneo premio al driver mas largo en un hoyo en el que la mujer sale casi 100 m por delante del hombre?

    saludos a todos y enhorabuena por este pedazo de post Javier!!!

  13. kalvin gatupera dijo:

    Hola.
    Yo lo tengo claro y lo propuse en mi club. Torneos sociales, se dobla el precio de green fee, y el premio un cheque regalo de la tienda del club, ese dia normalmente los viernes, cada uno con las salidas de sus horas pero con tarjetas de camoeonato; tu dices al apuntarte preferencia de hora y a apuntar los resultados del dia. Que consigues con eso??? Tener actualizados los hcps de los socios.
    La idea es esa, yo he jugado torneos de ese tipo en un campo de Malaga y la experiencia a medio plqzo son muy buenos.
    Animo GATUPERAS

  14. Miguelon dijo:

    Menudo tema!!!! Lo que mas me ha gustado es cuando llamas a las cosas por su nombre. Cuando alguien tiene un handicap claramente por encima de su nivel de juego esta haciendo trampas y por lo tanto es un tramposo. Y de esos hay muchos.
    Solo hago una reflexión. Un vueltón para un profesional podríamos decir que seria un -6. Pues para un amateur debería ser mas o menos lo mismo no? Es decir, que cuando aparecen resultados de más de 42 puntos handicap es que han hecho una vuelta fantástica y esto debería ser muy casual y no habitual.
    Como norma general si uno tiene un buenísimo día de golf, y todos los planetas se alinean en tu favor, deberíamos estar hablando de vueltas de 40 puntos, mas o menos y lo que no es normal es que cuanto mejor sea el torneo, más gente hay que tienen el mejor día de su vida con un palo y una bola. Como diría el Boss, eso es un #amosnomejodas de libro.

  15. Silvia Llovet dijo:

    Estoy completamente de acuerdo, estoy hasta el gorro de los tapados, emboscados o tramposos. Falta educación en el golf, antes no había esta locura por bajar el hcp ni por mantenerlo en el caso de los emboscados.
    Es un tema de cultura golfistica.

  16. Te contesto con la firma que utiliza en el foro una persona de mucho fundamento:
    “Las reglas de golf no están hechas para tratar con tramposos, las reglas de golf están hechas para jugadores honestos”.

    Pues creo que lo mismo es válido para el handicap.
    Es un buen sistema si el Espiritu del Golf está presente, en caso contrario …. no encontraremos sistema bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *