Carta abierta a Unai Emery, entrenador del Valencia CF

Estimado Sr. Emery:

Supongo que jamás leerá esta carta, pero no he podido evitar escribirla dentro de un humilde blog. Es la única forma de comunicar que tengo, no como usted, que tiene a su disposición medios de gran tirada como el diario Marca.

En la contraportada del lunes pasado del citado diario deportivo aparecía una frase suya que voy a reproducir literalmente:

“EL TÉCNICO QUE TIENE TIEMPO DE JUGAR AL GOLF ES QUE NO SE OCUPA DE SU TRABAJO”

Adjunto foto para demostrar que no lo he soñado, aunque lo hubiera deseado.

La perla del Sr. Emery

Así, tal cual. Con un par. E imagino que se habrá quedado tan ancho. Tan feliz. Encantado de haberse conocido.

Por otra parte, la redacción de la famosa frase es de escándalo desde el punto de vista sintáctico (sobra el “es que”: “El técnico que tiene tiempo para jugar al golf no se ocupa de su trabajo”): habrá que achacárselo a que usted estaba dando una rueda de prensa y, parece que no se paró a pensar con detenimiento en QUÉ decía y no pudo concentrarse en CÓMO lo decía.

He de decir que no me parece una frase demasiado inteligente por su parte. Me explico: De entrada usted ha ofendido a más de 300.000 personas que practicamos este noble deporte en España. ¿Y a cambio de qué? De una declaración populista que a corto plazo le dará el beneplácito de parte de la masa social y simpatizantes de su equipo, que se congratularán de tener un entrenador tan íntegro y trabajador como usted, pero que le criticarán sin ningún rubor en cuanto lleguen resultados malos.

Pero aquellos a los que nos ha ofendido no olvidaremos tan fácil, salvo rectificación pública. Deduzco por sus palabras que mis jefes han de estar realmente preocupados con mi trabajo, ya que tengo la osadía de jugar al golf, signo inequívoco de que desatiendo mis deberes laborales. Algo extensible a parte de los 300.000 jugadores que trabajan por cuenta ajena. Y a los que trabajando por cuenta propia tengan socios… que deben de estar también enfadados, claro.

Tampoco parece muy hábil defender su capacidad laboral poniendo en duda la de sus colegas que juegan al golf. Defienda usted lo suyo con argumentos positivos, no aportando negativos con respecto a sus colegas. Todo el mundo sabe en marketing que no se debe criticar a la competencia.
Sepa usted que todo el mundo tiene derecho a disponer de su tiempo libre como desee, dentro de la legalidad, claro. Por otro lado si usted cree que un entrenador no debe tener tiempo libre para el golf, tampoco lo puede tener para ir al cine, a un museo o leer (salvo lectura que mejore sus conocimientos sobre su profesión y que pueda aplicar a esta). Así que me lo imagino a usted lamentándose de tener que comer y dormir, porque le quita tiempo para desarrollar su profesión de manera más perfecta, nótese la ironía.

Dos entrenadores que descuidan su trabajo, ¡¡qué desfachatez, señor Emery!!

Envié un tweet a la cuenta de su equipo, @Valenciacf, mostrando mi rechazo a sus declaraciones, pero no he recibido contestación… lógico, ya que recibirá usted muchas referencias al ser un personaje público. Ello no quita que me gustaría que leyera esta carta y me diera sus argumentos defendiendo su postura o modificándola.

Tweet que no leerá Don Unai

Pero lo peor de sus declaraciones no es nada de lo que he escrito, no. Lo peor es que va a ser usted esclavo de sus palabras. No podrá jugar a nuestro querido deporte hasta que se jubile. No podrá disfrutar de los grandes valores y virtudes que posee, bastante mejores que los de su amado deporte, el fútbol. Por cierto, hablando de valores y puestos a descuidar el trabajo: ¿No preferiría que un jugador de su plantilla como Miguel lo hiciera jugando al golf en vez de frecuentando las discotecas?

Por ello, voy a tener la osadía de darle un consejo. No empiece a practicar el golf, porque es muy probable que le apasione, como a mí. Le supondría un enorme dilema moral.
Imagino que pensará que esta carta es demagoga. Imagínese lo que opino yo de sus declaraciones.

Esperando su rectificación, me despido de usted, deseándole una próspera carrera profesional como entrenador.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Valores. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Carta abierta a Unai Emery, entrenador del Valencia CF

  1. Cándido dijo:

    Hola:
    Me dijo una vez un presidente del Athletic que tenía observado
    que a todos los entrenadores en su segundo año en el equipo se
    le rompía una neurona.
    ¿Cuantos años lleva este entrenador en el Valencia?
    Lo que no me dijo el presidente fué como era la progresión después.
    Aritmetica? Geometrica?

    AMUNT VALENCIA a pesar de todo.

  2. Antes de escribir este comentario he comprobado si el Sr. Emery tiene handicap … y no, no lo tiene.

    Pensaba que tal vez sus declaraciones podían ser debidas a que tal vez llevase tiempo sin jugar y proyectaba sus “tensiones” en ello …

    Pero no, al final seguramente se hará bueno el refrán de “La ignorancia es atrevida”.
    Saludos

  3. Juan Marí dijo:

    El señor Emery prefirió cargar con el yugo de sus palabras a seguir siendo dueño de su silencio…

    Sorprende leer tal afirmación cuando es vox populi que colegas de profesión con, cuanto menos, el mismo éxito que Unai se confiesan devotos seguidores del mundo del golf y comentan, abiertamente, que lamentan no poder practicarlo con mayor asiduidad debido a sus respectivas obligaciones profesionales.

    Y precisamente ese debería haber sido el comentario del -muy presionado y en mi opinión injustamente tratado- entrenador del Valencia CF.

    Sabido es que Valencia no es la más fácil de las plazas en las que torear. Pero tirar de estereotipos tales como “el golf no es deporte” es injusto y poco apropiado de alguien que rompió todos los records de precocidad al comenzar a entrenar en la categoría máxima del fútbol español.

    Si el golf “no es deporte” supongo que “más sabe el diablo por viejo que por diablo” y que como “para tener un éxito se deben antes acumular 100 fracasos” también debe ser cierto que quién le escogió para seguir al mando de la Unión Deportiva Almería una vez Ud. lo subió a la máxima categoría se equivocó.

    Señor Emery para entrenar en 1a División con 35 años hay que tener, a la fuerza, la mente limpia y libre de prejuicios.

    Y como el único prejuicio cierto en el mundo del golf es que se trata de un deporte de caballeros, estoy seguro de que mi amigo firmante del artículo aquí referido le brindará, de un modo u otro, la posibilidad de subsanar su error.

    Creo firmemente que es humano equiBOCArse, pero que alguien (Ud.) a quien he escuchado en directo hablar con cordura y diligencia de temas para nada relacionados con el mundo del fútbol no merece el sempiterno castigo de NO disfrutar este nuestro deporte, el golf.

    Rectifique, demuestre su sabiduría, y no deje de iniciarse lo antes posible en este aleccionador deporte, y modo de vida, que es el golf.

    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *