Camino del Sur (I)

Desde hace 4 años, los gatuperas decidimos hacer un viaje anual de golf, y hemos ido cumpliéndolo de manera que ya hemos hecho nuestro quinto viaje. Inglaterra, Francia (Las Landas), Gerona, El Algarve y este año, Málaga. Todos ellos tienen como componente principal una comprimida agenda de golf, que es a lo que vamos, sin poder hacer ni turismo ni nada, pero es lo que queremos.

Voy a escribir una trilogía contando nuestro viaje y puede que a alguno le sirva si va a ir a jugar por esa bonita tierra de Málaga. Lo haré en tres post para que no sea pesado leerlo de una sola vez, esta semana uno y publicaré los otros dos la semana que viene. No es una guía de los mejores campos de Málaga ni los que hay que jugar, ni nada por el estilo. Es sólo contar un viaje de amigos, sin más pretensión. Los campos que hemos jugado son los que mejor nos han tratado a la hora de contratar, los que más activos y simpáticos están en Twitter, y los que hemos podido sacar un precio accesible (Siempre dentro de unos estándares mínimos de calidad). Los recursos de tiempo y dinero son limitados, axioma que los economistas tenemos claro, o lo deberíamos tener. Por ello, seguro que hay mejores campos, peores, más caros y más baratos, pero estos son nuestros elegidos.

El objetivo del viaje se cumplió, y no es otro que pasarlo bien, compartiendo unos días disfrutando de nuestra pasión. Al final quiero decir que hemos acertado con los campos, muy diferentes entre sí, pero todos tienen un nivel que merece la pena jugarlo, no nos arrepentimos de haber jugado ninguno.

 

MIÉRCOLES 5 DE OCTUBRE

 

Salimos desde Logroño el día 5 de octubre a las 6 de la mañana, pero no había ni una sola cara de sueño, todas eran de ilusión. Dado el coste y sobre todo la peripecia que supone enviar los palos por avión (ya vemos en Twitter que a los pros les pierden con bastante frecuencia sus palos) decidimos paletizarlos y enviarlos por carretera unos días antes. Así que el viaje a Bilbao para coger el avión fue muy cómodo, con tan solo una mochila como equipaje. Quería dar las gracias a José Luis Bravo, de la empresa Redur, que pusieron todo de su parte para que enviáramos los palos y las maletas sin problemas y con toda la seguridad del mundo para que no se rompiera nada, gracias José Luis.

El transfer a Bilbao fue rápido porque hay autopista todo el recorrido y a esa hora no hay apenas tráfico. Una vez allí, y sin tener que facturar, coger el avión no supuso ninguna complicación. Aterrizamos en Málaga sobre las 10 y media de la mañana y nos fuimos rápidamente a por la furgoneta que habíamos alquilado para los 7. Después nos desplazamos a la agencia de transporte a recoger nuestros palos y maletas que habían llegado en perfectas condiciones, y rumbo al hotel, el Tamisa Golf (hotel pequeño y acogedor, y que nos atendieron con muchísima amabilidad y nos dieron soluciones para todas nuestras peticiones) para hacer el check-in y salir para el primer campo, ya que jugamos esa misma tarde, en Guadalmina Sur.

La climatología era perfecta para jugar al golf, y así se mantuvo toda la semana, una gozada.

Gualdalmina Sur

Antes de salir a jugar, comimos en la casa club, y he de decir que es recomendable almorzar ahí, ya que la relación calidad precio es muy buena.

Primer campo jugado. Otro momento para dar las gracias de parte de todo el grupo a mi amigo Pedro Sáenz Terroba, ya que gracias a él pudimos jugar en el campo con todo tipo de facilidades.

 

Preciosa llegada a green en el hoyo 10 de Guadalmina

El campo de Guadalmina tiene bastante fama y fue diseñado por el mejor diseñador de España, Javier Arana, así que los primeros hoyos fueron una decepción para mí, ya que me parecen bastante mediocres. Luego mejora el campo, y hay algunos hoyos de un diseño espectacular, como por ejemplo, los hoyos 10 y 11 al lado de la playa, y que me recuerdan a otro par de hoyos impresionantes del campo portugués de Vale do Lobo. Además hay que reconocer que estaba muy bien cuidado, tanto las calles, greenes (aunque algo blandos, la bola rodaba perfecta) y bunkers (éstos estaban perfectos).

Bernedo en el tee del 11 de Guadalmina, cuidadito con la jucarda

 

Aunque la impresión global es que es un buen campo, da sensación de agobio, muchas viviendas al principio, luego tees y greenes muy juntos y al puttear, ves dos tees más y otro green cerca, con mucha gente, claro y parece una verbena, eso no me gustó. Eso me recordó a un campo de Madrid, la RSHECC, que es todo lo contrario, parece que jugaras sólo, el diseño permite que casi no veas a nadie de otros hoyos.

 

La sorpresa que tuvimos en este campo, fue que hablé con Pedro Linhart y estaba esos días en Guadalmina con un interterritorial de niños, y pudimos verle. Se acercó amablemente a saludarnos y pudimos charlar un rato con él y darnos un abrazo. Sigue siendo el gran tipo al que conocí en Logroño en el 2006 y tuve el honor de hacerle de caddie, sin estorbarle demasiado.

 

Los Gatuperas con Pedro Linhart

En resumen, se trata de un buen campo, muy cuidado, pero que, bajo mi punto de vista, dista de ser el campazo del que todo el mundo me hablaba. Y es una pena, porque hay hoyos de un gran diseño, pero todo muy encajonado.

 

Pues una vez terminado de jugar el campo y tomar las correspondientes cervezas, nos volvimos al hotel donde nos alojamos en Mijas, para la cena y obligatoria partida de mus con sus copas y algunos puros. Hay que decir que los ganadores del golf fueron Bernedo, Cándido y un servidor. En el mus, dado que éramos 7, hubo partida de mus normal (4) y mus frances (de 3). Los ganadores de mus fueron El Doctor, Cuñao, Cándido y de nuevo yo, lo que hizo que Cándido y Romero ascendieramos al primer puesto de la combinada. Y a la cama que mañana tocaba madrugar, pero eso lo contaremos en el siguiente post.

 

 

Esta entrada fue publicada en Amigos, Campos, Ídolos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Camino del Sur (I)

  1. Telle dijo:

    Parece que no lo habeis pasado mal…. esperamos las proximas entregas.

  2. Cándido dijo:

    Extraordinaria primera jornada en todos los aspectos.
    Como me dedico a la exportación me salgo un poco de lo nuestro y quiero decir que me gustó ver en la terraza del resturante a un grupo de 30 ó 40 nórdicos repartiéndose los premios de la jornada. Me alegro por ellos,que disfruten de su jubilación (ya lo dice la propia palabra,júbilo).
    Sobretodo me alegra ver un tipo de actividad económica tan interesante para la región y para el país como es el turismo del Golf. En todos los campos donde estuvimos el idioma era el inglés. Los empleados se dirigían a nosotros en inglés.
    Y pensar que hay gente que critica el golf sin ver todo lo que hay detrás.
    Volviendo a lo nuestro. ¡Qué dificil es hacer una buena tarjeta en un campo que no conoces! Sin embargo el amigo Diego bajó de 80.

    Saludos y ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *