¿Al igual que en Francia? Me gustaría

Hace un par de semanas disputé un torneo perteneciente a un circuito o liga. De acuerdo con las normas de la competición, los horarios de salida venían dados por su clasificación y no por hándicap. Esto hizo que en mi partido se mezclaran handicaps de cifras tan dispares como: 1, 7, 17 y 8 (el mío). En su momento manifesté mi opinión favorable a la opción de competir con jugadores de diversos niveles.

Después de disputar ese partido me reafirmo en ello. Fue un placer compartir partido con D. Julio Arenzana ( hcp. 17), uno de los golfistas más rápidos y con mejor carácter que he conocido.

Pero el motivo de este artículo es otro: comentar la diferencia de campo jugado por un handicap 17 de cierta edad, poco pegador, porque empezó muy tarde a jugar y carece de la técnica necesaria; y un handicap 1 con una pegada realmente importante, joven y que empezó a practicar este deporte desde su niñez. Resultado de la comparación: 100 metros de diferencia con el driver en la mano. Soy consciente de que para conjugar ese aspecto existen los puntos otorgados, pero creo que hace falta algo más. En Francia los tees de salida se asignan por handicap,  y desde barras blancas salen los más bajos. Me parece un sistema perfecto. El jugador disfruta más, el campo se hace más corto para los golfistas que dan más golpes y por ende, el juego es más rápido. Desconozco los parámetros que se manejan en el país vecino, pero la idea me parece sensacional.

Hacia el siguiente tee, pero de manera diferente

Se podría hacer una distribución por categorías: 4ª, barras de salida desde rojas; 3ª, azules; 2ª, amarilla; y 1ª, blancas.

Aunque sé que me estoy metiendo en un berenjenal de dimensiones importantes, iré más allá: aplicaría ese baremo a cualquier golfista, sea hombre o mujer. Conozco opiniones de alguna amiga que está radicalmente en contra, pero intentaré explicar mis motivos, porque una de las ventajas de este bendito deporte es poder competir contra cualquier persona: jóvenes, mayores, hombres, mujeres, niños, jubilados, etc.

Si bien es obvio que la fuerza es un factor importante, no lo es menos la habilidad. Esta cualidad puede superar ampliamente a la primera. ¿Cuántas veces hemos sido batidos por alguien con una pegada bastante inferior, pero que manejaba el putt como los ángeles? Contesto yo por propia experiencia: innumerables.

He visto jugar desde barras rojas a una chica joven, de handicap bajo, con una pegada de más de 220 metros con el driver en la mano. Y también a un señor de 55 años desde barras amarillas, con una pegada de 180 metros con el mismo palo. Si a esos 40 metros de diferencia de potencia le unimos 50 e incluso 100 metros de ventaja en la salida, nos encontramos una situación, bajo mi punto de vista, un tanto extraña. Pero para mitigar la patente diferencia física propongo una idea que ayudaría a solventar otro problema de nuestro deporte: las distancias cada vez más grandes alcanzadas por los jugadores.

No parece que ella necesite metros de ventaja. Pequeño homenaje a la ganadora de la Orden de Mérito 2012 del LET

Los campos se quedan pequeños debido al avance tecnológico de los componentes del material que utilizamos, gracias al cual los golfistas tienen mayor pegada. Pienso que el factor más influyente es la bola, aunque es cierto que los palos actuales tienen mayor perdón y distancia que los de antaño. Hace poco leí un artículo en un magnifico blog llamado Mi blog de golf en el que se ofrecen datos concretos sobre este hecho.

Me gustaría que  las bolas utilizadas por los hombres fueran fabricadas como hace algún tiempo, por lo que volarían menos; y las de las mujeres con materiales actuales, y de ese modo harían más metros de vuelo. De ese modo podríamos jugar desde los mismos lugares de salida en función exclusivamente del handicap, y no sería necesario ampliar los campos hasta llegar a más de 6.500 metros en algunos casos.

Si hombres y mujeres inician el juego desde el mismo tee el juego será más fluido. El hecho de que las mujeres no puedan prepararse hasta llegar a su tee ralentiza el ritmo. Tampoco ayuda que los hombres hayan de pararse unos metros más delante de su golpe de salida para que ellas inicien el hoyo. De hecho, intentar acelerar el proceso de juego en dos tees puede hacer que la integridad física de las mujeres corra peligro si se adelantan.

Personalmente me gusta jugar con amigas. Un ejemplo fueron los divertidos e inolvidables partidos que jugamos con Ana, Patricia, Elena y Leticia en su última visita a Logroño. Pienso que aún serían más amenos saliendo desde el mismo tee, con bolas que volaran de manera diferente, igualando el juego y usando palos similares para atacar la bandera, salvando las lógicas diferencias de distancia en función de la potencia de cada jugador o jugadora.

En resumen, abogo por la igualdad absoluta de jugadores. De esta manera creo que los handicaps serían más acordes al juego de cada uno y, a medida que se bajen, se iría jugando el campo más largo.

Soy consciente de que estoy planteando un sistema que actualmente roza la utopía, pero me gustaría conocer vuestra opinión porque quizás se me escapen alguna circunstancia que invalide mis teorías.

Buenos filazos.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Amigos, Campos, Material, Torneos. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a ¿Al igual que en Francia? Me gustaría

  1. Dani dijo:

    Se me ha pasado comentar las implicaciones que esto podría tener, además, en el ritmo de juego. En determinados campos, determinados hándicaps tienen muy difícil completar el recorrido en condiciones de competición (especialmente Medal Play) en un tiempo razonable desde las barras que les hacen jugar.

    • ignasse dijo:

      Hola Dani,tú que conoces el tema de primera mano,¿nos podías explicar concretamente como se juega?.Es decir un handicap 13 por ejemplo ¿sale de azules?,entiendo que en los torneos habrá tantas categorías como barras de juego,o ¿un handicap 1 que sale de blancas compite con un handicap 17 que sale de azules?etc…..

      Muchas gracias y un abrazo.

      • Dani dijo:

        Bueno, funciona de una forma muy simple. No existen reglas al respecto y queda al arbitrio del organizador del torneo y/o el Comité de Competición elegir desde qué tees sale cada uno. Aprovechan que existe un cálculo de hándicap desde todos los tees que, sobre el papel, iguala las condiciones de competición y listo. Se puede decidir que TODOS los jugadores jueguen desde rojas adaptándoles el hándicap para tal efecto o que TODOS los jugadores jueguen desde las blancas aplicando el mismo procedimiento. En mi experiencia, habitualente los hándicaps de un dígito juegan desde blancas y a partir de ahí desde amarillas. En el caso de las mujeres ocurre lo mismo con rojas y azules. Pero vamos, se ve de todo, siempre adaptando a la valoración del campo desde los distintos tees y cómo eso pueda afectar al hándicap

  2. Dani dijo:

    Hola a todos:
    Estoy muy de acuerdo con la mayoría de la tesis de la entrada (muy buena, por cierto). Trabajo como entrenador en la Rep. Checa y aquí se sigue el mismo sistema que en Francia con magníficos resultados. Estoy totalmente de acuerdo en que hay una diferencia prácticamente insalvable, que va más allá del hándicap, entre hándicaps altos y bajos. Desde un punto de vista técnico, por si os interesa, según los estudios realizados por Trackman, existe una relación directa muy significativa (podría aportar las tablas) entre la velocidad en la cabeza del palo en el momento del impacto y el hándicap. Esto es, los hándicaps más bajos generan, sistemáticamente, una velocidad mayor que los hándicaps más altos, con una evolución que es, además, progresiva.
    Con respecto a lo de las mujeres, podrían seguir el mismo procedimiento pero terminando en las azules. No creo que una hándicap 2 femenina deba competir desde las mismas barras que un hándicap 2 masculino. Los temas referentes al desarrollo de las bolas, si bien soy partidario de que se limitasen sus características o incluso se aumentase su tamaño, me parece mucho más discutible y un charco mucho más profundo hacer diferencias en las condiciones de la bola por hándicaps y/o sexos. Un saludo

  3. ignasse dijo:

    Hola Javier y compañía,lo que tú propones me parece bastante complejo,aunque si en Francia ya se hace igual no lo es tanto.

    En principio encuentro cierta contradicción ,por un lado defiendes las mismas salidas para damas y caballeros buscando una mayor fluidez,totalmente cierto,y por otro lado defiendes la salida de cuatro barras diferentes.

    Igual en los torneos donde se jueguen por handicap,no tanto,pero en las partidillas habituales donde jugamos juntos todo tipo de handicaps, sinceramente no me veo uno jugando de blancas,el otro de amarillas y espera que aquel sale de azules y el otro de rojas.Y por otro lado es normal que queramos salir desde donde vamos a jugar los torneos.

    Es cierto que para tener 4 o menos de handicap es fundamental un mínimo de distancia,pero a partir de ahí es muy difícil generalizar y no creo que handicap y distancia sean equiparables y esa es precisamente una de las gracias del juego.No es casualidad que los poco pegadores sean normalmente excelentes en le juego corto y los grandes pegadores unos patosos alrededor de green,cada cual se defiende con las armas que dispone,y tan justo o injusto,divertido o aburrido es una cosa como la otra.

    En cuanto al material,a mi me parece que todos debemos jugar con el mismo ,paralizaría de inmediato el desarrollo de nuevas tecnologías que sólo conducen a un encarecimiento del juego y obligaría a la industria a desarrollarse en métodos de enseñanza y adaptación del material actual a cada jugador en concreto.(Véase artículos de ese excelente blog que tú mencionas,”mi blog de golf”,sobre las varillas y su engañufla).

    Un fuerte abrazo y gracias.

    • Javier Romero dijo:

      Muchas gracias por enriquecer el blog con tus opiniones. Los tees serían los mismos en torneos con salidas por hcp, lo que aceleraría el proceso. En partidos amistosos se puede hacer como se quiera. De hecho hace poco jugué desde barras rojas y fue realmente divertido.
      Sé que las ideas que voy (vamos) aportando aquí caen en saco roto pero creo que es sano abrir un debate para lograr ideas que mejoren nuestro deporte en España aunque sea de forma nimia. Creo sinceramente que habría que hacer esto a nivel de la RFEG y si se logra conseguir algún planteamiento positivo que se puede aplicar a nivel local (sin conculcar las bases y reglas del golf), hacerlo al menos de manera provisional.
      Me refiero a pequeños detalles, no a grandes revoluciones.
      Un abrazo

      • ignasse dijo:

        Tienes toda la razón Javier,a veces releo mis comentarios y no me gustan nada,porque no representan en absoluto lo que en realidad estoy pensando,son muy críticos sin aportar nada,a diferencia de tus artículos que le hacen a uno reflexionar.

        La idea que subyace en tú artículo me parece buena,la manera de llevarla a cabo,muy compleja.

        Yo desde luego empujaría a los mayores varones de 65 años a salir de azules o rojas,no entiendo la razón por la que siguen saliendo de amarillas,quizás,estoy elucubrando,un falso sentido de la hombría,por ello hablo de empujón.(desde los organismos competentes,se entiende).

        También haría más corto y más fácil el campo a los novatos,¿Hasta handicap 28,por ejemplo?.

        No estoy de acuerdo,ya empiezo…..,con que campo más corto , campo más divertido.Lo que nos divierte es variar.Un día jugamos de rojas y nos lo pasamos fenomenal,constatamos que no hacemos tan pocas como pensábamos,pero al tercer día seguido que jugamos de rojas el asunto ya no tiene tanta gracia y estamos deseando salir de amarillas o incluso de blancas.

        Por poner un ejemplo,aquí en Cádiz,en el Novo ,la gente se quejaba de su longitud,es largo y el colchón impide que la bola ruede,llamaron a la federación ,instituyeron un nuevo slope para una nueva barra dorada y hoy en día hay torneos más serios que se juegan de amarillas y otros menos competitivos que se juegan de doradas.Un handicap 12 de amarillas recibe +- 16 golpes,de doradas +- 11,la gente con la que yo he hablado,tampoco he hecho una encuesta ,prefiere al final jugar de amarillas.Seguro que habrá quien prefiera lo contrario,lo cual querrá decir,mirando la botella medio llena ,que complace a todos.En cualquier caso no me importaría que se hiciera lo mismo en el campo donde yo exhibo mi afamada mala leche.

        Un abrazo y tú sigue pensando que los demás te seguimos.Gracias.

  4. Gaizka dijo:

    Me ha encantado tu artículo Javier, desde luego que esa modificación debería cuanto menos probarse y comparse los resultados.
    Todo lo que sea probar cosas nuevas desde luego que puede ser interesante.
    Cada vez que juego con una fémina de hcp bajo o medio como el mio, no hay manera de igualarla o acercarse en distancia, excepto en los pares 3, jejeje.
    Felicidades por tu blog y a seguir ganando, emboskao!!!

  5. Miguel dijo:

    Buen artículo D. Javier,

    Como ya se ha comentado anteriormente, creo que el mismo material está a disposición de toda jugadora/or. Otra cosa es la accesibilidad presupuestaria que tengamos para conseguirlo, o que decidamos utilizar otro más de acuerdo a nuestro nivel de juego.
    Yo lo que creo que es que hay que regular el material, porque lo que no tiene sentido es tener que modificar campos, que hace 30 años eran verdaderos campazos.Dicho esto, veo bien que la regulación de material se aplique por igual a Pros y amateurs. No creo que vaya a tener un impacto muy grande en el juego amateur la verdad.
    Hay un dato muy revelador: hace 20 años el hándicap medio en USA era 17. 20 años después, con todos los avances tecnológicos y demás historias varias (yardas extras, control de la bola, vuelo uniforme…), el hándicap medio en USA es… Efectivamente, 17.
    Conclusión: los avances tecnológicos no tienen un impacto especialmente significativo en el jugador amateur medio al que lo que le falla es el swing, no los palos/bolas. Sin embargo, el avance tecnológico hace que la distancia media del drive (media de todo el año en todos los torneos) de los pros crezca entre 6 y 10 yardas al año lo que es una verdadera barbaridad porque está dejando los campos obsoletos.

    Sobre el tema de distancias….Pienso que lo que no tiene ningún sentido es la “mostruización” de los campos de golf para defenderse de los pros… Yo creo que eso va en contra del juego y del amateur medio/ jugador de fin de semana. A este ritmo, dentro de poco una vuelta media serán casi 6 horas y eso es una burrada.

    Hay un libro de golf que se llama “the future of golf” que trata este tema en profundidad y concluye que o se regula un poco el equipamiento (bolas especialmente) o dentro de poco los campos de golf tendrán un problema muy serio.

    A mi que vayan a tocar la configuraciónd el Old Course me parece una barbaridad que alguien debería detener…

    Perdón por el ladrillo, lo hablamos el Sábado… 😉

  6. Pedro Cordeiro dijo:

    Para mi, que todos juguemos con material igual es ‘sagrado’…desde que empiezas hasta n1 en el mundo. Jugar con el mismo material es lo que me permite apreciar lo que hacen los/las jugadore/as del tour

    Los diferentes tees, no tengo ni idea porque se definem por sexo/edad. La idea principal, en mi opinion y para que todos jueguen el ‘el mism campo’, es que todos peguen más o menos el mism palo a green. El sistema de handicaps arregla lo demás

    Saludos!
    @pedro_cordeiro

  7. Pepe Crespo dijo:

    Amigo Javier, interesante entrada, por otra parte como todas :)

    Antes de nada una precisión, que es una opinión muy personal. Creo que condicionas mucho el post hacia la distancia -al igual que varios comentarios-, creo que es un punto de vista un poco discutible. En el golf, bajo mi punto de vista, es relativamente irrelevante la distancia que se alcance con un golpe (aunque tiene su importancia, ojo).
    Al final solo cuenta el resultado, por lo que todo que discutamos sobre distancias no conduce a lo que finalmente se persigue. En una palabra, ese viejo dicho “no me digas cómo sino cuántas”.

    En el caso que planteas (me imagino una competición hándicap) los cuatro que mencionas formasteis grupo porque el día anterior hicisteis el mismo resultado, el señor hándicap 17 y el joven de hándicap 1, independientemente si éste le sacaba a aquél 100 o más metros en el golpe de driver.

    Cualquier competición, para que sea válida, se debe jugar bajo las Reglas de Golf (más sus adicciones como reglas locales, condiciones competición) y de acuerdo con el resto de normativa (libro verde, sistema de hándicap). Esto, entre otros aspectos, lleva aparejado que todos los competidores deben jugar con las mismas condiciones.

    La normativa no pone ninguna objeción a que dentro de una competición se puedan jugar distintas “subcompeticiones”, “categorías” si se quiere. Por ejemplo, puede haber perfectamente una categoría de caballeros con salida desde barras rojas o azules o una con señoras que salgan de barras amarillas (siempre que el campo haya sido valorado por la RFEG desde esas barras para caballeros o damas, pero eso ya es cosa del campo). Es más, un caballero puede jugar un hoyo con un par desde amarillas y par distinto desde rojas. Quiero decir que esas “categorías” pueden ser muchas conjugando todas las opciones posibles: formula de juego, hándicap o scratch, categorías oficiales, edades, barras de salida, hándicap, sexo. ¿Cuál es el problema que puede haber? Pues yo veo uno fundamental, el asunto de los premios, pues habría que darlos en función de esas “categorías” y parece claro que muchos sponsors o Clubs no estarían dispuestos a ello pues supondría un enorme gasto. En función de esa igualdad de la que hablaba antes no sería posible que dentro de la misma “categoría” entrarán todos los caballeros independientemente si jugaban desde barras blancas o barras rojas, no habría igualdad, no estarían jugando la misma competición. A la misma conclusión llegaríamos en el caso de cualquier otra circunstancia de edad, hándicap o lo que fuere.

    ¡Aúpa Gatuperandia y los grandes gatuperos! :)

  8. Ppocass dijo:

    Yo creo que con el sistema de handicap y la valoración de campos el juego se iguala para todo el mundo. Si tienes un handicap debes intentar cumplirlo independientemente de las barras que juegues y en cada una de ellas juegas con diferentes puntos. Hay jugadores con handicap 18 que van más largo que un handicap 5, el resultado no va en función de la pegada.
    Un abrazo

  9. ana dijo:

    Me encanta el título y por supuesto la mención, mil gracias.

    El tema es complicado y es difícil agradar a todo el mundo. Efectivamente, para ser mujer, tengo bastante pegada, por lo que estoy acostumbrada a que todos mis amigos golfistas se “metan” con mi ventaja en las salidas. Es cierto lo que dices, que si sumamos la pegada y el adelantamiento de las barras rojas, a veces tengamos más de 100 metros de ventaja, al menos en mi caso. Sin embargo, no es menos cierto que, a mi modo de ver, se dan pequeñas excepciones en mujeres que sean muy pegadoras.

    El golpe más importante, no es el drive, sino el segundo. Incluso pegando un drive de 220 metros, que con barras adelantadas en un par 5 constituyan una diferencia de 100 metros con respecto a la mayoría de los hombres, el hierro que jugáis después es incluso más bajo que el mío.
    Planteas, que como tenemos los dos el mismo handicap salgamos los dos de amarillas. Ya no es sólo lo que nos sacarías con el drive sino que incluso pegando prácticamente lo mismo yo atacaría el green con tres o cuatro palos más que tú. ¿Recibiría lo mismo el green?
    Besos
    😉

  10. Amigo Gatupera,

    En referencia a la selección de tees en base al Hcp coincido plenamente contigo, es más, lo he pensado en bastantes ocasiones.
    Es digna de admirar la perseverancia de un Hcp 14 de (pongamos) 62 años, con 180 m de buen drive que juegue con alguien como tu o como yo (en cuanto a potencia) y con Hcp 8…
    El campo le otorga 6 puntos respecto a nosotros, pero muchos pares 4 jugaremos 3, 4 ó 5 palos menos, y de todos es sabido que no es igual de sencillo pegar un hierro 9, que un híbrido o madera en muchos casos. Y no hablemos de esos pares 5 alcanzables para nuestra pegada y que para ese jugador resulta una proeza alcanzar de 3 golpes. Soy de la opinión que prefiero jugar esos palos más cortos en 18 hoyos que obtener 6 puntos de ventaja.
    También he jugado con mujeres con gran pegada (similar a la nuestra) y buenas jugadoras que han salido 60, 80 y 100 m por delante de mis barras… Ridículo.

    Respecto a la bola no estoy de acuerdo, no ya por el follón que supusiese como apunta Txuma, sino porque creo en la igualdad de poder jugar todo el mundo con la misma ventaja en lo que a material respecta.

    Muchos birdies a todos!

    • Javier Romero dijo:

      Muchas gracias por los comentarios. No creo que sea tanto follón lo de las bolas. ¿No hay actualmente bolas con distinta compresión para mujeres? ¿No se pueden fabricar diferentes tipos de bolas? Otra cosa es que no les interese comercialmente…

  11. Enrique Soto dijo:

    Amén Javi. En USA no está “oficialmente” regulado así pero lo hacen todos los jugadores en las partidas. Las chicas de handicap bajo que se quieren hacer profesionales y salen de azules, al igual que los senior o los súper senior. Yo he jugado en partidos con personas mayores y ellos jugaban de azules porque, como dices, les sacaba 100 metros de salida. Eso sí, los tíos de 50 metros para abajo no se hacían más de 3 golpes. Un abrazote y gracias por sacar de nuevo el tema!!

  12. Txuma Campos dijo:

    Javi, estoy de acuerdo con casi todo lo que planteas. El tema de las bolas es el que me parece más farragoso, simplemente porque es el más complejo de llevar a la práctica. Pero en el resto, estoy totalmente de acuerdo.

    He compartido muchos partidos con personas con condiciones totalmente distintas. Y cada vez estoy más convencido de que el sistema actual no mide a todos por un mismo rasero. O mejor dicho, por un rasero que sea justo. He visto chicas pegar el drive tan fuerte como yo (sabes que soy un tío de distancia mediana). ¿Qué pasa al salir de rojas? Que me pisan hasta el drive que mejor pego.

    Creo que cambiar las normas bajo los parámetros que comentas beneficiaría muchos puntos: igualdad en los torneos, velocidad… pero sobre todo, DIVERSIÓN. Ajustar la dificultad al nivel de cada uno consigue que el juego sea mucho más entretenido.

    Gracias por seguir comentando tus puntos de vista con todos nosotros. Abrazos!

  13. Miblogdegolf dijo:

    Gracias por la cita, Javier :-) Una de estas iniciativas en los EEUU es el “Tee it forward”, es decir, salir de barras más adelantadas. Aunque tienes menos handicap con el que lidiar, seguro que se disfruta mucho consiguiendo más greens en regulación.

  14. Oscar dijo:

    otro gran articulo amigo Javi aunque creo que esto también caerá en saco roto como otras muchas cosas que se podrían hacer en este deporte pero parece que no interesa aunque no sé el motivo de esos oídos sordos.

    Sigue así

  15. mikebelindo dijo:

    Señor Romero, cada día me gusta más los temas que trata y el enfoque que les da… además de todas las experiencias personales que cuentas.

    Respecto a este tema en concreto, prefiero no opinar hasta que se permita el sexo en los campos (da igual entre los géneros que se practique), pues lo veo complejo. No sé qué tal andan en Francia con eso, lo miraré.

    Ya más en serio, creo que ha sido un buen 2012 para este blog. Congrats again!

    abrazo del Sr. Belindo ;o)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *