¿Y para qué?

Leyendo la web de los amigos de Ten-golf, imprescindible para quién ame el golf y quiera estar al día, me llamó la atención el artículo donde Yani Tseng hablaba de competir contra hombres y la ilusión que le hacía.

Como Ten-Golf nos cuenta en su web, ya lo intentaron varias jugadoras, y el máximo logro lo obtuvo Babe Zaharias, pasando el corte 3 veces y fue en otra época, 1945, cuando el físico no era tan importante como ahora. Y probó suerte la mejor jugadora de la historia, Sorestam y no logró pasar el corte. También lo intentó sin éxito Suzy Whaley, al igual que lo hizo en su día, la joven y gran promesa Michelle Wie, que a diferencia de Yani, lo hizo antes de ganar nada en el circuito femenino. Tampoco pasó el corte. Lo que ocurrió es sabido por todos, no hizo nada y se descentró bastante de su carrera en el LPGA.

Yani Tseng está llamada a ser la mejor golfista de todos los tiempos. Domina el circuito femenino y el ranking mundial con mano de hierro. Es la número 1 del mundo con 18,40 puntos frente a los 10,93 de la número 2, Pettersen. Está a un nivel inalcanzable para el resto. Pienso que ese reto que busca, le puede perjudicar más que ayudar. Como mucho logrará pasar un corte, algo sin relevancia si fuera un hombre, y si fracasa, le puede repercutir en su carrera.

Yani Tseng, gobernando el ranking mundial

Entiendo que quiera nuevos retos, pero… ¿No hay mayor reto que ser la mejor golfista de todos los tiempos? ¿O ganar uno o varios Grand Slam?

Otra cosa sería que tuviera opciones de ganar en el circuito masculino, eso ya son palabras mayores porque optaría a ser la mejor de la tierra, sin distinción de sexos, pero eso, sinceramente, creo que no ocurrirá. Hay diferencias genéticas en el físico, que son insalvables bajo mi punto de vista, si bien en nuestro deporte el físico no es primordial, sí que es importante. Saliendo de barras de hombres, a Yani, los recorridos se le harían bastante largos. A pesar de ser una gran pegadora en el circuito femenino, su media de 267,9 yardas es bastante baja para los estándares habituales de los jugadores masculinos. Sí, ya se que jugadores poco pegadores han tenido sus éxitos, como Corey Pavin, o Tim Clarke, pero la potencia también se necesita para sacar la bola de rough, por ejemplo.

No sé, a lo mejor estoy confundido, pero creo que todo esto le puede perjudicar más que beneficiar. Es la manía de buscar igualdad en vez de reconocer que somos diferentes a la hora de competir en deporte, pero que no pasa nada, ni mejor ni peor, diferentes. Y ya no entro en las quejas, con razón o no, de jugadores masculinos de que quita una plaza mientras ellos no pueden jugar en la LPGA, aspecto lógico por otro lado.

En resumen, todo esto me parece muy bien en torneos de exhibición, o benéficos o para la promoción de golf, pero en torneos oficiales, donde se juegan su carrera, no lo veo del todo bien. Y que nadie piense nada raro de machismo ni tonterías parecidas, que a mi me gusta jugar al golf con mujeres y me encanta ver en la televisión esos swing tan rítmicos, y si no recordemos lo que disfrutemos con la Solheim Cup y nuestra Azahara Muñoz. Es más, los amateur nos debemos fijar más en las mujeres, ya que tienen swings más equilibrados y, salvando las distancias, más fáciles de imitar. Póngase usted a imitar el de Dustin Johnson o Bubba Watson, y cuando se les salga una cadera, me avisen. Tienen velocidades de palo, imposibles de alcanzar ni para un amateur ni para el resto de los pros terrenales.

Si alguien tiene algún argumento en contra que me pueda convencer de que es una buena idea la de Yani, estoy dispuesto a rectificar, sin duda.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ídolos, Torneos. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Y para qué?

  1. Pingback: Igualdad entre sexos en el golf | Filazos con mi blaster

  2. ignasse dijo:

    Yo creo que el golf profesional es un espectáculo y un negocio.Somo varios los que comentamos que nos gustaría verlo.

    Otra cosa es el como y cuando,porque comparto enteramente vuestra opinión de que no debería ser excluyendo a un jugador que ha tenido que bregar duramente para estar ahí,de manera que si la prueba debe ser en el circuito pga que lo sea sin atajos.Y esta es la pregunta,porque cuando ella habla de que le gustaría competir con los hombres ¿ de que está hablando?,de participar en un torneo de la pga como invitada,o de ganarse la participación como todo el mundo.
    No creo que se arriesgue a lo segundo,y si es lo primero no tiene mucho que perder,si no pasa el corte no será nada nuevo y si queda bien………….Tendríamos la respuesta al ¿porqué y al para qué?: Espectáculo,negocio,nuevo reto.

    De cualquier forma a mi si hay un partido que me encantaría ver y sería Luke Donald-Yani Tseng cada uno de sus marcas.

  3. ovidiov dijo:

    Quitemos de nuestra mente experiencias anteriores de jugadoras como Wie, y pongámonos en la piel de Tseng, una jugadora que está arrasando en el LPGA y a la que pocas o ninguna jugadora de la actualidad puede plantar cara cuando está jugando más o menos bien.

    En el mundo hay más jugadores de golf que jugadoras de golf y eso nos puede llevar a plantearnos una serie de preguntas ¿Qué circuito es más competitivo, el LPGA o el PGA tour? ¿En qué circuito sus jugadores tienen más calidad? ¿Los jugadores del PGA Tour son sólo mejores por su distancia o sus aproachs y putts son mejores?

    Cuando hace un par de semanas plantee una pregunta en twitter de porque los puttes escoba y los bellys se veían con mucha más frecuencia en el circuito masculino que en el femenino alguien me contestó, porque la competitividad en el golf masculino casi se reduciá al green porque de tee a green la igualdad era tan alta, que el putter se había vuelto crucial…

    Con todo esto, a donde quiero ir, y perdona por el tostón, es y ¿si Tseng decide jugar esa prueba del PGA Tour para ver realmente donde está su nivel de golf y poder ver qué facetas de su juego son todavía mejorables más allá de la distancia?

    Cuando alguien es bueno, y bueno de verdad, siempre le gusta medirse con los mejores, y quizás, los mejores jugadores de golf, están en el PGA Tour, lo que sin duda podría dar a Tseng una buena experiencia para seguir llevando su golf a otro nivel, porque en el LPGA nadie es capaz de plantearle un reto a estas alturas, y quizás su paso por el PGA le enseñe que hay cosas en su juego, que todavía pueden ser mejorables…

  4. Gerard dijo:

    Si la pregunta es ¿para qué? no tengo respuesta, yo sinceramente no lo veo. Me parece bien, que quiera probarlo como experiencia, y jugar un torneo, o varios, pero para jugar toda la temporada, no tiene sentido.

    Hago otra pregunta, ¿seguro que la decisión de querer jugar con los chicos es suya? No creo que con su edad, juego y tiempo que lleva en el LPGA se haya aburrido, pienso que uno no se cansa nunca de ganar (será que como yo no gano nada nunca, me haría ilusión).

    Que conste que yo sería el primero que viera el torneo para ver que tal lo hace y me gustaría que le fuera bien, me encanta el golf femenino y me da pena no ver mas torneos, pero como ya he dicho, no es lo mismo jugar solo un torneo a tener que jugarse una tarjeta en una temporada completa.

    Mas preguntas que me hago, le tendrían que hacer decidir si va a jugar la temporada completa sin poder jugar el circuito femenino??? y si no consigue la tarjeta, vuelve a la LPGA o a la escuela de clasificación???

    En fin, otro tema para el debate.

    Ojo y quiero dejar constancia, lo que he dicho no tiene nada que ver con que los hombre son mejores que las mujeres ni mucho menos, no me gustaría que se malinterpretase nada.

    Un abrazo.

  5. Jesus Martin-Carretero (Escuela de Golf de Zamora) dijo:

    Amigo Javier, estoy completamente de acuerdo contigo pero, me temo que, para esta señorita, un reto es un reto y, este en concreto, es muy goloso.
    El hecho de convertirse en otra mujer, intentando algo que, muy pocas, pueden soñar es, como digo, un gran reto.
    Quien sabe lo que piensa ella: que se le ha quedado pequeña la LPGA, fama, dinero, publicidad…
    Si otras han podido, a esta no se le puede negar. Que vaya, que demuestre lo que es capaz de hacer y, sobre todo, que disfrute lo que le dure.
    Por nuestra parte, a verlo y, si da un espectaculo, mejor para nosotros.
    Un abrazo.

  6. Con los tiempos que corren creo que esa ambición más bien puede estar teledirigida por su manager o alguien próximo a ella. En mi opinión todo esto poco tiene que ver con lo deportivo y más bien pudiera ser una estrategia empresarial o comercial para llamar la atención, conseguir que se hable de ella y así obtener más y mejores patrocinios. De hecho, ya ha conseguido que en este blog se hable de ella, jajaja.
    Si todo el circo mediático que rodea al golf en EEUU la apoya, sin duda le darán la oportunidad… otra cosa es que la aproveche, cosa que dudo por los motivos ya enumerados con mucha razón en el artículo.

  7. quiquelang dijo:

    Tampoco tengo una opinión muy pensada al respecto, pero así a bote pronto:

    1.- Al final se trata de que el jugador que gana es el que menos golpes hace, sea hombre o mujer.

    2.- Si hay una jugadora que quiera competir junto a hombres, creo que no hay que quitarle la posibilidad de hacerlo por el hecho de pensar que las diferencias genéticas en lo físico son insalvables. Pienso que el Circuito y la Competición se encargarán de ponerla en el ranking que le corresponda y si sale perjudicada habrá sido por una decisión que toma ella bajo su responsabilidad.

    3.- Eso sí, considero que la tarjeta del circuito debe conseguirla en las mismas condiciones que el resto de competidores ya sea en la Escuela, el Nation Wide, el Challenge Tour o lo que sea.

    4.- Es verdad que me quedo sin poder contestar al argumento de que los hombres no pueden participara en el LPGA, pero para eso necesitaría mucha más reflexión….o simplemente claudicar y aceptar que ellas deben tener su propia competición porque si mezclamos parece evidente que muy pocas jugadoras podrían mantener la tarjeta del circuito.

    Como siempre un placer leer tu blog y que nos hagas reflexionar sobre el mundo del golf.

    Saludos….

  8. Pues no tengo una opinión con respecto a lo que puede significar o no en su carrera, pero a mi personalmente me atraería bastante seguir ese torneo de la PGA solo por ver lo que es capaz de hacer. Creo que en este caso no sería tanto una mujer contra los hombres (sería ponerlos a nuestro nivel)… sería más bien una “marciana” contra un montón de “marcianos” XD.

    A un nivel muy, pero que muy distinto este año en el campeonato de Canarias de profesionales nuestra gran Sara Beautell fue la única chica entre todos los hombres (desde mismo tee) y acabó en una plaza muy digna T12 de 45 participantes, aunque repito que estamos hablando de otro nivel.

    Repito que a mi personalmente no me importaría nada verla jugar en un torneo de la PGA, es algo como que me gustaría ver por fin una piloto en la F1… que le vamos a hacer.

    • jeromegatupera dijo:

      Ángel, si a mi tampoco me importaría verla jugar un torneo como espectador, pero ¿con qué fin? ¿para qué?

      ¿Para verla una vez y ya está? ¿para desarrollar su carrera en el PGA y arrastrarse por retener la tarjeta mientras sería (es) la número 1 del mundo en el LPGA?

      Si yo entiendo que puede ser un espectáculo y con grandes audiencias, pero no lo que no entiendo cúal es el fin de todo ello…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *